EEUU: Muchos empleos nuevos son de salario bajo

Los 162.000 empleos que la economía estadounidense añadió en julio fueron una decepción en general, y su calidad fue aún peor.

Una gran cantidad de los puestos de trabajo fueron a tiempo parcial o con salarios bajos... o ambas cosas.

El trabajo a tiempo parcial representó más de 65% de las posiciones añadidas por las empresas en julio. Tiendas minoristas que pagan poco, restaurantes y bares representaron más de la mitad de las ganancias de empleos.

"Se están añadiendo empleos, pero pudieran no ser de la mejor calidad", dijo John Canally, economista para LPL Financial en Boston.

En lo que va del año, los sectores con bajos salarios han proporcionado el 61% del crecimiento de puestos de trabajo en el país, pese a que dichos sectores representan apenas 39% del total de empleos estadounidenses, de acuerdo con cifras del Departamento del Trabajo analizadas por Moody's Analytics. Las industrias de paga media han contribuido apenas 22% del crecimiento de los puestos laborales en el año.

"Los empleos que están siendo creados no están generando muchos ingresos", dijo Steven Ricchiuto, principal economista de Mizuho Securities USA, en una nota a sus clientes.

Esa es una de las razones por las que los salarios no se han mantenido al nivel de una inflación que está en niveles históricamente bajos desde el fin de la Gran Recesión en junio del 2009. El salario promedio por hora cayó 2 centavos en julio, a 23,98 dólares.

Los trabajos a tiempo parcial han representado 77% del crecimiento de los empleos en lo que va de año. El gobierno define trabajo a tiempo parcial como menos de 35 horas a la semana.

La debilidad económica internacional ha reducido la demanda de productos estadounidenses y, como resultado, de empleos mejor pagados en el sector manufacturero en el país. Los recortes de gastos por parte del gobierno han afectado también algunos puestos de trabajo de clase media.

Además, muchos empleadores han descubierto que pueden usar tecnología para realizar tareas a menor costo y con mayor eficiencia que con empleados de oficina. Y muchas compañías han decidido enviar empleos de clase media a países donde se pagan salarios bajos, como China.

En contraste, la mayoría de los empleos de bajo salario --desde camareros y mucamas de hoteles hasta empleados de tiendas, encargados de bares y enfermeros que acuden al hogar-- no pueden ser automatizados ni enviados a otros países.

"Siempre va a haber empleos en el sector minorista", dice Michael Evangelist, analista de políticas en el National Employment Law Project (Proyecto de Derecho sobre el Empleo Nacional), el cual defiende los derechos de los trabajadores que perciben poco sueldo.

No todos los empleos nuevos en julio fueron de salarios bajos. Escuelas locales añadieron más de 10.000 maestros y otros empleados, mientras que firmas financieras agregaron 15.000.