Critican incendio de sede de partido en Argentina

El incendio en una sede del Partido Unión Cívica Radical de la oposición argentina cuando falta una semana para las elecciones primarias fue criticado por parlamentarios y líderes políticos.

El diputado nacional Ricardo Alfonsín acusó que el siniestro es "un caso de intolerancia fascista" y advirtió que "la apelación del gobierno a la confrontación desata fuerzas que no puede controlar".

El fuego comenzó alrededor de las 3 de la madrugada del domingo y dañó totalmente la sede partidista, ubicada en la ciudad de Olavarría. Los desconocidos destruyeron el mobiliario y, antes de retirarse, apilaron las boletas para los comicios del domingo 11 de agosto y les prendieron fuego, ocasionando múltiples daños.

De acuerdo al reporte de los bomberos, en el lugar se encontraron tres focos de incendio, sin relación entre sí, por lo que se estima que el ataque fue intencional.

"Es necesario conocer a los responsables y su filiación política", dijo Alfonsín, precandidato a diputado por el Frente Progresista Cívico y Social. "No es el único caso de intolerancia fascista que ha sufrido el partido en los últimos meses".

"Es hora de que comprendan que no exageramos cuando decimos que la apelación del oficialismo a la violencia verbal, a la división entre amigos y enemigos, a la confrontación y la agresión política puede verse peligrosamente potenciada en la sociedad. Cometen el error del aprendiz de brujo, el que desata fuerzas que después no puede controlar", advirtió.

Por su parte, Ernesto Cladera, presidente del bloque de concejales UCR-GEN-S de Olavarría y candidato a renovar su cargo, declaró al diario Clarín que "se fueron sin robar nada, pero antes, y según los peritos, generaron dos focos de incendio intencionales con las 80 mil boletas para las PASO que íbamos a empezar a repartir entre los vecinos justamente hoy".

"Fue un ataque totalmente intencional", sentenció.

Las elecciones serán primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO).