Cruz Roja: 30 muertos en República Centroafricana

La capital de la República Centroafricana sufre "niveles de violencia sin precedentes" con al menos 30 personas asesinadas en los últimos tres días, advirtieron el viernes funcionarios de la Cruz Roja, mientras rebeldes fuertemente armados se reagrupaban en una población no muy lejos de la capital.

En un incidente ocurrido esta semana, bandas de maleantes mataron a machetazos a un hombre mientras las fuerzas de paz francesas esperaban instrucciones de su base. Para el momento en que hicieron disparos de advertencia 10 minutos más tarde, el hombre ya había sido asesinado por la multitud.

Los ataques se han dirigido en gran parte hacia civiles musulmanes acusados ??de haber apoyado a los rebeldes seleka que derrocaron al gobierno en marzo de 2013, lo que desató meses de violencia contra la mayoría cristiana. Un movimiento cristiano armado conocido como el anti-balaka surgió en oposición a los seleka, e incluyó a los partidarios del derrocado presidente Francois Bozize.

Ahora que el líder seleka que se instaló como presidente ha dimitido y muchos rebeldes han abandonado la capital, los civiles musulmanes son cada vez más vulnerables a terribles ataques en los que turbas los asesinan y luego mutilan sus cuerpos.

"El nivel de violencia en las últimas semanas no tiene precedentes", dijo Nadia Dibsy, una portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja ??en Bangui. "Estamos pidiendo a las fuerzas regionales poner fin a la violencia y garantizar la protección de la población".

Antoine Mbao-Bogo, presidente de la Cruz Roja local, dijo que al menos 30 cuerpos habían sido recogidos en los últimos tres días. Esa cifra no incluye a las víctimas enterradas por sus familiares.

Cerca de 5.000 soldados africanos y 1.600 efectivos franceses están trabajando para pacificar el país. Sin embargo, la mayor parte de esas fuerzas de paz permanecen en la capital, Bangui, incluso mientras la violencia se recrudece en el remoto noroeste. Grupos defensores de los derechos humanos han instado a las tropas a salir hacia las comunidades donde las milicias se están reagrupando y lanzan nuevos ataques.

Intensos tiroteos estallaron de nuevo el viernes en Bangui, donde los residentes reportaron enfrentamientos entre los combatientes rebeldes musulmanes y los milicianos cristianos en varios barrios.

Surgieron también nuevas preocupaciones el viernes acerca de las intenciones de cientos de rebeldes seleka que habían abandonado la capital a principios de esta semana bajo la escolta de las fuerzas de paz regionales. Ahora parece que simplemente se reagruparon en una base en la ciudad de Sibut, ubicada a sólo 180 kilómetros (110 millas) de la capital.

___

Larson informó desde Dakar, Senegal.

Krista Larson está en Twitter como https://twitter.com/klarsonafrica