California podría revivir acción afirmativa

La lucha por la igualdad de oportunidades en el sistema de educación superior de California ha vuelto.

Según una propuesta de enmienda constitucional que aprobó el Senado el jueves, los votantes reconsiderarán programas de acción afirmativa en los sistemas educativos de la Universidad de California y la Universidad Estatal de California en los comicios de noviembre. La propuesta SCA5 eliminaría ciertas prohibiciones impuestas desde 1996, cuando los votantes aprobaron la propuesta 209.

Esa iniciativa hizo de California el primer estado en prohibir el uso de raza y etnicidad en las admisiones en universidades públicas, así como en contrataciones estatales.

La enmienda que es considerada en la Legislatura borraría algunas cláusulas de la propuesta 209 que prohíben al estado dar trato preferente en el sistema de educación pública a individuos y grupos con base en raza, sexo, color, etnicidad o país de origen.

"Una prohibición general a la consideración de raza fue un error en 1996, y hoy día seguimos sufriendo las consecuencias de esa iniciativa", dijo el senador Ed Hernández, quien presentó la medida. "No se puede combatir la inequidad si se niega a reconocerla".

La enmienda propuesta no obliga a imponer un programa de acción afirmativa o a fijar una cuota, dijo Hernández. Además sólo aplica a la educación y no al empleo.

Hernández se sumó a otros demócratas para argumentar que la inscripción de minorías ha caído en los sistemas de la Universidad de California y de la Estatal de California debido a la prohibición de la acción afirmativa.

En 1995, los estudiantes de minorías representaban 38% de los graduados de secundaria y 21% de las admisiones a la Universidad de California, dijo Hernández. Para 2004, eran 45% de los graduados de secundaria pero solo 18% de las admisiones a la UC, agregó, y enfatizó que la brecha continúa en aumento.

Los legisladores republicanos se opusieron a la enmienda y culparon de la caída al mal desempeño de las escuelas de educación básica.

"La consecuencia involuntaria de esta iniciativa es que permite a nuestras escuelas públicas usar la raza y el género, y otros criterios, para discriminar a los estudiantes", dijo el líder de la minoría republicana en el Senado Bob Huff.

La medida fue aprobada en bloques partidistas por 27-9, y ahora pasará a la Asamblea, que también es dominada por los demócratas.

"La propuesta 209 crea una barrera para que las personas de color tengan acceso a la educación superior", dijo el senador demócrata Ben Hueso. "Con estas prohibiciones hemos visto un drástica reducción en el acceso a la educación superior por parte de personas de color", agregó.

Datos de admisión por raza relatan una historia más específica: si bien los negros y los latinos siguen estando insuficientemente representados, en especial en el sistema de la UC, los asiáticos dominan las admisiones en los campus más prestigiosos de la UC y están inscritos en proporciones más altas que las que tienen en la población californiana.

Los blancos no hispanos también están poco representados en el sistema de la UC, de acuerdo con cifras de la población estatal y universitaria.

La generación que ingresó en 2013 a la UC estaba compuesta por 36% de asiáticos, 28,1% de blancos, 27,6% de latinos y 4,2% de negros, según datos de la UC. Esa representación de asiáticos es más del doble que su segmento demográfico en California. En algunos campus, como San Diego e Irvine, los asiáticos comprenden más de 45% de las admisiones de este año.

California ha experimentado un gran cambio desde que los electores aprobaron la propuesta 209 hace casi dos décadas. Los latinos superaron a los blancos no hispanos como el grupo demográfico dominante de California, y no hay mayoría racial o étnica en el estado.