EEUU: Detienen red de tráfico de inmigrantes

Dos agencias de empleo en Houston que presuntamente reclutaban inmigrantes que viven en Estados Unidos de manera ilegal para ser mano de obra barata en restaurantes en al menos siete estados fueron cerradas el jueves después de una serie de arrestos, dijeron autoridades federales.

Las agencias de empleo Hong Li y Tai Shan eran competidoras que proporcionaban trabajadores mayormente de México y Centroamérica a restaurantes chinos en Texas, Luisiana, Maine y otros estados, dijo Brian M. Moskowitz, agente especial a cargo de Investigaciones de Seguridad Nacional de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

"Las agencias reclutaban a los trabajadores y buscaban estos restaurantes para cubrir su demanda de mano de obra barata", dijo Moskowitz.

Según las actas procesales, las dos agencias utilizaban periódicos en lengua china y sitios de internet para ofrecer a los restaurantes "trabajadores extranjeros hispanos no autorizados, a quienes se referían comúnmente en este contexto como 'amigos'''.

Funcionarios calculan que en los 10 años que operaron las agencias, suministraron a los restaurantes cientos de trabajadores.

"Todo el modelo de negocio descansaban en los hombros de trabajadores ilegales", señaló Moskowitz.

Las agencias están acusadas además de albergar a los inmigrantes, a menudo en casas y apartamentos con poco espacio y de transportarlos a restaurantes en varios estados como parte de los servicios a sus clientes.

"No hay duda de que (los trabajadores) eran cómplices, sabían lo que estaba ocurriendo. Pero también eran explotados. Les pagaban menos del salario mínimo, los hacían trabajar 12 horas al día, seis días a la semana, no les permitían recibir propinas y algunas veces los albergaban en instalaciones de baja calidad", agregó Moskowitz.

Las autoridades dijeron que 32 personas fueron acusadas en dos actas procesales separadas. Cada acta tenía 16 personas de cada agencia de empleo. Las actas --legadas en noviembre y reveladas el jueves-- surgieron después de más de tres meses de investigación por parte de agentes del ICE.

Nueve de las 32 personas a quienes se abrió proceso enfrentan un cargo por conspiración bajo la ley de crimen organizado. Las otras enfrentan cargos por conspiración para transportar y albergar extranjeros (sin permiso de estancia en el país), dijo Moskowitz.

La mayoría de los acusados son inmigrantes de China que viven en Estados Unidos con permiso, indicó el agente especial.

La oficina del fiscal federal en Beaumont manejará el proceso porque varios de los restaurantes acusados de ser suministrados con trabajadores estaban ubicados en esa área del sureste de Texas.