Rebeldes atacan edificio de gobierno en Bagdad

Hombres armados y atacantes suicidas cargados con explosivos realizaron el jueves un intrépido asalto contra un edificio de gobierno en Bagdad, donde causaron la muerte de dos personas, dijeron funcionarios.

Es el más reciente ataque de su tipo en el corazón de la capital de Irak por parte de rebeldes que tratan de socavar la tambaleante autoridad del gobierno encabezado por chiíes.

El enfrentamiento ocurrido en una compañía estatal de transporte fue uno de varios ataques que dejaron 11 muertos en toda la ciudad, y se registró en momentos en que Irak lidia con una tenaz insurgencia en la provincia de Ambar, en el occidente del país. Tropas gubernamentales están tratando de expulsar de ciudades del área a combatientes vinculados con al-Qaida y sus aliados.

Al menos seis hombres armados estuvieron involucrados en el ataque del jueves, dijo Saad Maan Ibrahim, vocero del Ministerio del Interior. Los atacantes invadieron la Compañía de Transportación ubicada en la Calle Canal en Bagdad, donde están ubicadas varias oficinas de gobierno.

La policía mató a balazos a cuatro rebeldes dentro del edificio, mientras que los otros dos se hicieron estallar en la entrada, señaló Maan, quien agregó que el enfrentamiento terminó con al menos un empleado y un policía muertos en el ataque, pero no dio detalles sobre cómo murieron.

Soldados sellaron el área y al lugar llegaron rápidamente vehículos blindados. Fue visto al menos un helicóptero militar sobrevolando la zona.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato los ataques. Pero los ataques coordinados y audaces contra chiíes, fuerzas de seguridad y edificios gubernamentales son frecuentemente trabajo del afiliado de al-Qaida en Irak, grupo que se ha envalentonado con el éxito de sus compañeros rebeldes en la guerra civil en la vecina Siria y por el extenso descontento de los suníes contra el gobierno.

El año pasado, rebeldes vestidos como policías y algunos atacantes suicidas cargados con explosivos --también se utilizaron carros bomba-- realizaron un asalto cuidadosamente planeado contra el Ministerio de Justicia, matando al menos a 24 personas.

También el jueves, un vehículo cargado con explosivos estalló en un mercado en el barrio de Kasra, en el norte de Bagdad, matando al menos a cuatro personas y lesionando a 11, dijeron un agente de policía y un funcionario médico. Otro auto bomba explotó en una estación de autobús en el barrio de Ur, en el este de la ciudad capital, matando a cinco civiles y lesionando a 11, dijeron funcionarios de la policía y de salud.

Los funcionarios pidieron no ser identificados debido a que no están autorizados a hablar con la prensa.