Capturan militar colombiano por caso de secuestro

Un sargento en retiro del Ejército fue capturado para que responda por un caso de secuestro y además sirva de testigo en el proceso por la toma por parte de la guerrilla y retoma de las autoridades del Palacio de Justicia hace 28 años y unos de los casos más emblemáticos de derechos humanos del país, informó el jueves la Fiscalía.

El fiscal general Eduardo Montealegre reportó en rueda de prensa el arresto del exmilitar Bernardo Garzón Garzón en la ciudad de Cali, departamento de Valle del Cauca y a 300 kilómetros al suroeste de Bogotá.

La detención de Garzón fue realizada por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía. En las próximas horas será trasladado a Bogotá, dijo la oficina de prensa del ente investigador.

Desde 2009 pesaba una orden de captura contra Garzón emitida por la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía y en relación con el secuestro en abril de 1986 de Guillermo Marín, un exintegrante del pacificado grupo rebelde Movimiento 19 de Abril o M-19.

Según Montealegre, Garzón también participó el 6 y 7 de noviembre de 1985 en la retoma del Palacio de Justicia, que fue asaltado en aquella fecha por los rebeldes del M-19 en una cruenta acción que dejó más de 100 personas muertas, incluidos 11 magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y al menos una decena de desaparecidos.

En su momento Garzón entregó a la justicia información que permitió esclarecer en parte la desaparición y posterior asesinato de Nidia Erika Bautista, otra activista del M-19.

En agosto de 1987 un grupo de hombres interceptó en el sur de Bogotá a Bautista sin que por años se supiera de su paradero. En 1990 la Procuraduría General solicitó la exhumación de un cadáver que había sido encontrado en el municipio de Guayabetal, departamento de Cundinamarca y a 50 kilómetros al noroeste de esta capital.

Los restos óseos, en efecto, correspondían a Bautista.

Para el momento de la desaparición de Bautista, el coronel Alvaro Hernán Velandia se desempeñaba como comandante de una dependencia de inteligencia del Ejército.

Garzón aseguró ante las autoridades que en el batallón de inteligencia que dirigía el entonces coronel Velandia se fraguaron varios secuestros, entre ellos el de Bautista.

Por el caso de la retoma del Palacio y las desapariciones están presos un general y un coronel, ambos en retiro del Ejército.