Wall Street rompe racha negativa

Los mercados de valores tuvieron el jueves su mejor día en seis semanas, ya que los inversionistas se animaron con una serie de reportes sólidos de ganancias corporativas y datos de que la economía de Estados Unidos creció a una robusta tasa anual de 3,2% en el cuarto trimestre.

Los inversionistas también recibieron un respiro de la reciente turbulencia en los mercados extranjeros, en particular en Turquía y Argentina.

El promedio industrial Dow Jones subió 109,82 puntos, o 0,7%, para cerrar en 15.848,61, mientras que el Standard & Poor's 500 avanzó 19,99 unidades, o 1,1%, a 1.794,19, con lo que se recuperó de la caída de 18,29 puntos que registró el miércoles.

El indicador compuesto Nasdaq ganó 71,69 puntos, o 1,8%, para cerrar en 4.123,13.

Tres acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Las acciones tecnológicas fueron algunas de las que tuvieron mejor desempeño. Facebook subió 14% a 61,08 dólares por acción después de que el miércoles reportó que sus utilidades ajustadas fueron de 31 centavos por acción, cuatro centavos arriba de los pronósticos.

Los mercados recibieron con beneplácito la noticia de que la economía de Estados Unidos creció a una tasa anualizada de 3,2 en los últimos tres meses de 2013, una señal positiva para la economía en 2014. El gasto del consumidor, un importante motor de la economía estadounidense, también se aceleró en dicho trimestre.

"Fue un reporte del PIB bueno y equilibrado", dijo Sean Lynch, estratega de inversiones globales de Wells Fargo Private Bank, que maneja 170.000 millones de dólares en activos.

Aun con las ganancias del jueves, ha sido un mes difícil para los inversionistas. El Dow ha caído 4,4% en enero, su peor inicio de año desde 2009.

El nerviosismo por los mercados emergentes pesó en las últimas dos semanas. Un sondeo publicado la semana pasada confirmó una desaceleración en la manufactura en China, la segunda economía más grande del mundo. Y esta semana, la lira turca alcanzó mínimos históricos en su cotización, en parte por un escándalo de sobornos a la policía que podría desestabilizar al gobierno turco.

En Argentina, el peso tuvo su caída más pronunciada en 12 años hace unos días.

"Los problemas de las divisas en mercados emergentes tomaron a muchos por sorpresa, y eso se desbordó hacia los mercados en Estados Unidos", dijo Lynch.

Los inversionistas pudieron olvidarse momentáneamente el jueves de los problemas en los mercados emergentes. La lira turca, el peso argentino y el rand sudafricano --otra moneda en aprietos-- se estabilizaron.

Los mercados de bonos también tuvieron un día de estabilidad. El rendimiento sobre el bono del Tesoro a 10 años subió de 2,68% a 2,70%.