El Salvador: Cierran campaña para presidenciales

Con vistosas caravanas de vehículos que recorrieron gran parte del país y coloridas concentraciones, los partidos políticos salvadoreños cerraron el miércoles la campaña electoral de cara a las elecciones presidenciales del domingo.

El candidato presidencial del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, el ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, encabeza las encuestas por encima de Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Según las leyes electorales, una vez cerrado el plazo establecido para pedir el voto, el miércoles a medianoche, los partidos deberán abstenerse de hacer actividades proselitistas y el Tribunal Supremo Electoral estará atento a evitra irregularidades durante los tres días de "silencio electoral".

Sánchez Cerén ha recorrido los 262 municipios, con "visitas casa por casa", pidiendo el voto de los salvadoreños para que el FMLN sigua en el poder otros cinco años.

"Vamos a ganar porque la gente ya perdió el miedo", dijo el candidato al iniciar la actividad de cierra de la campaña en el populoso municipio de Soyapango, ubicado en la periferia este de la capital, tradicional bastión de los ex guerrilleros.

Mientras tanto, simpatizantes y militantes del FMLN, vestidos con camisas rojas, se tomaron numerosas calles de la capital, ondeando la bandera del partido para pedir a los salvadoreños que vayan a votar para evitar la necesidad de una segunda vuelta.

"Estamos arriba, la victoria es nuestra, pero tenemos que asegurarla en una primera vuelta", dijo a la AP Manuel Castro, mientras ondeaba una inmensa bandera roja con las letras blancas del FMLN.

Según la mayoría de encuestas divulgadas recientemente, el Frente se mantiene arriba en la intención del voto, y según el coordinador general del partido, Medardo González, no solo tienen asegurada su presencia en una segunda vuelta, tienen todo para ganar en la primera.

Estudios internos del FMLN y de casas encuestadoras aseguran que prácticamente alcanzaron el límite que exige la ley electoral. El candidato debe obtener el 50% más uno de los sufragios válidos, de lo contrario habría una segunda vuelta, el 9 de marzo, entre los dos candidatos más votados.

Por su parte, Quijano, el candidato de Arena, aseguró que su partido "se encamina a la victoria". También asegura que ganará en la primera vuelta.

Miles de seguidores de Arena, que busca recuperar la presidencia de la República, salieron a las calles de la capital y luego se concentraron en el Parque Libertad, en el centro histórico de San Salvador, en un acto donde cerraron la campaña.

Arena gobernó El Salvador durante 20 años hasta que en 2009 el Frente llegó al poder con el ex periodista de televisión Mauricio Funes.

Horas antes del cierra de campaña, Quijano presentó al grupo de asesores que lo acompañaré en el gobierno en caso de ganar.

Casi la totalidad de sus asesores son hombres y mujeres identificados con la derecha, pero entre ellos apareció Facundo Guardado, un ex comandante guerrillero y ex candidato presidencial por el FMLN en 1999, quien abandonó el partido y se convirtió en un crítico hasta acerarse más y más a la derechista Arena.

Quijano explicó que de ganar las elecciones del domingo, Guardado formará parte del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

En las elecciones presidenciales participarán nueve partidos legalmente inscritos, pero solo se postularon cinco candidatos, entre los que destacan Sánchez Cerén y Quijano.

En tercer lugar aparece la coalición de tres partidos conservadores, que bajo la bandera de Unidad han postulado al expresidente Tony Saca (2004-2009).

En la contienda también participan el Partido Salvadoreño Progresista, dirigido por militares, y la Fraternidad Patriótica Salvadoreña.

El domingo, 4,9 millones de salvadoreños aptos para votar elegirán al nuevo presidente para un periodo de cinco años.

Además, por primera vez en la historia del país podrán sufragar los salvadoreños residentes en Canadá y Estados Unidos.