Wall Street cierra a la baja tras reporte de Fed

Los inversionistas tuvieron suficientes disgustos de donde escoger el miércoles.

Los decepcionantes resultados de las grandes empresas de Estados Unidos, el nerviosismo en los mercados emergentes y más recortes al estímulo económico de la Reserva Federal se combinaron para arrastrar las acciones a la baja por cuarta ocasión en las últimas cinco jornadas.

Boeing se desplomó después que el fabricante de aviones dijo que sus ingresos y ganancias del 2014 caerían por debajo de las expectativas de los analistas, a medida que su negocio de defensa disminuye y entrega más unidades de su modelo 787, los cuales son menos rentables. AT&T, la mayor compañía de telecomunicaciones de Estados Unidos, cayó después de que sus previsiones para el año decepcionaron a los inversionistas.

Monedas como la la lira turca y el rand sudafricano cayeron frente al dólar a pesar de los esfuerzos de los bancos centrales de esos países para frenar el declive al aumentar sus tasas de interés de referencia. Los inversionistas dicen que esas políticas crediticias más estrictas, que pueden restringir los préstamos, vienen acompañadas de riesgos.

"Si los bancos centrales allá continúan subiendo los tipos de interés, van a destruir la actividad económica", dijo Peter Cardillo, economista de mercado en Rockwell Global Capital. "Eso a su vez va a afectar a la economía global".

El índice Standard & Poor's 500 cayó 18,30 puntos (1, a 1.774,20.

El promedio industrial Dow Jones cayó 189,77 puntos (1,2, a 15.738,79, mientras el índice compuesto Nasdaq cayó 46,53 puntos (1,1%), a 4.051,43.

Las acciones abrieron a la baja ante las débiles perspectivas de ganancias. La caída del mercado se acentuó después del anuncio de la Reserva Federal a las 2 de la tarde.

La Fed dijo que reducirá sus compras de bonos mensuales en 10.000 millones de dólares, a 65.000 millones, debido a un fortalecimiento de la economía estadounidense. La Reserva Federal está reduciendo sus compras de bonos, que han mantenido bajas las tasas de interés a largo plazo, a pesar de que la perspectiva de un estímulo reducido ha sacudido los mercados globales. Tanto analistas como inversionistas anticipaban la medida.

Los inversionistas deben ver la medida de la Fed como un voto de confianza en la economía, ya que significa que el banco central considera que la recuperación está más afianzada, dijo Dan Genter, jefe de inversiones de RNC Genter Capital Management.

Los diseñadores de las políticas de la Fed "no están viendo suficientes malas noticias para detener ese proceso, lo que debe ser visto como algo positivo".

El S&P 500 ha caído cerca de un 4% desde que las preocupaciones sobre los mercados emergentes surgieron por primera vez el jueves pasado. Fue entonces cuando una encuesta mostró que la manufactura en China, la segunda economía más importante del mundo, se estaba desacelerando en enero.

La caída bursátil se ha prolongado a medida que las monedas de mercados emergentes han sufrido turbulencias en los últimos días.

Los precios de los bonos subieron a medida que los inversionistas buscaron activos más seguros. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó del 2,75% del martes a 2,69%. El rendimiento del bono es el más bajo desde noviembre. Subió hasta un 3% el 3 de enero.