Colombia: dicen que cárceles son bombas de tiempo

El vicefiscal general Jorge Perdomo advirtió el miércoles que la situación de las cárceles colombianas constituye una bomba de tiempo a raíz de una riña en una prisión en la que murieron 11 reclusos.

"Es muy importante construir cárceles, pero no es la única solución. Tampoco soltar la gente de las cárceles e implantar medidas de hacinamiento. Esa es una solución, pero no es la única", añadió Perdomo citado en una nota de prensa de la Fiscalía en su página de internet.

"Situación en las cárceles es una bomba de tiempo", dijo Perdomo en la cuenta de Twitter de la Fiscalía General. "Debemos construir una verdadera política penitenciaria para dar solución a la crisis en las cárceles", agregó en sendos mensajes en esa red social.

Los problemas de hacinamiento se presentan en todas las cárceles del país, señaló Perdomo desde Santa Marta, ciudad en la costa norte del país.

"Por ejemplo, en la (cárcel) Modelo de Bogotá hay capacidad para alrededor de 2.000 personas y tiene más de siete mil personas reclusas. Eso sin contar la población de los fines de semana cuando se realizan las visitas. Aproximadamente tres personas (de visita) por interno. Habría alrededor de 20 mil personas en la cárcel durante el fin de semana" en Bogotá, añadió Perdomo.

De la noche del lunes a la madrugada del martes una riña interna en la prisión la Modelo, de la ciudad de Barranquilla, en el departamento de Atlántico, y a unos 700 kilómetros al norte de Bogotá, desembocó en un incendio en el edificio de tres pisos y murieron 11 presos y al menos 25 resultaron con quemaduras.

"Estoy a la espera de qué nos van a decir las investigaciones sobre las causas de las muertes. Nosotros estamos lamentando estos hechos, son 11 familias colombianas que hoy están en una situación de dolor por algo que realmente no ha debido ocurrir", dijo en la jornada el ministro de Justicia, Alfonso Gómez, citado en un comunicado en la página de internet del ministerio.

Inicialmente se reportó la muerte de 10 reclusos, pero al menos tres estaban en estado crítico y el ministro mencionó en la jornada que la cifra de víctimas era de 11.

La prisión de Barranquilla, construida para 700 internos, alberga a por lo menos 1.117, de acuerdo con las autoridades penitenciarias.

Se investigan las causas del inicio del incendio, que según las autoridades fue provocado por los reclusos al quemar sus colchones en medio de una riña y por una requisa de los guardias en busca de drogas y armas. Algunos internos y la Defensoría del Pueblo han dicho que el fuego pudo ser provocado por chispas de las latas de gas lacrimógeno lanzadas por los guardias para disolver la riña.

La situación de hacinamiento de esa prisión de Barranquilla es similar a la de otras prisiones e incluso menor que en otras donde supera el 400%, según indicó el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora.

"Actualmente, el hacinamiento carcelario en Colombia alcanza el 58,3%, una cifra sin precedentes en la historia reciente del país y en algunas cárceles llega hasta niveles del 400%", indicó Otálora en un comunicado.

En Colombia existen al menos 138 prisiones con un total de 120.000 personas, según el oficial Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario. El Instituto sostiene que en los penales colombianos hay un hacinamiento de al menos 58%, que equivale a unos 44.000 detenidos por encima de la capacidad de las prisiones.

De acuerdo con el Inpec, al menos 22 reclusos murieron en el 2013 debido a hechos violentos dentro de las prisiones, comparados con seis del 2012.

"El problema carcelario no es nuevo y el país se acostumbró a vivir con niveles de hacinamiento cercanos al 30%...(pero) la situación ha llegado a niveles críticos que podrían poner en riesgo tanto el bienestar de la población carcelaria como el de la sociedad en su conjunto", añadió el Defensor.