Siria: gobierno dice que es difícil hacer elección

Realizar elecciones presidenciales en Siria sería difícil debido a la violencia que vive el país, señaló una asesora del presidente Bashar Assad, quien rechazó el llamado de la oposición a conformar un gobierno de transición.

Bouthaina Shaaban habló con The Associated Press mientras ambas partes sostuvieron que hay una atmósfera más positiva en las negociaciones en el contexto de las conversaciones de paz para Siria que se llevan a cabo en Ginebra.

Previamente Louay Safi, un vocero del equipo negociador de la oposición, dijo que el tema de un gobierno de transición fue puesto sobre la mesa por primera vez. Sin embargo, agregó que la delegación del gobierno se atuvo a su demanda de que su prioridad era poner fin al terrorismo.

"Hoy dimos un paso adelante positivo porque por primera vez estamos hablando sobre el organismo gobernante de transición, el organismo cuya responsabilidad es poner fin a la dictadura y avanzar hacia la democracia para poner fin a la lucha y la miseria en Siria", declaró.

El gobierno parece "más dispuesto a discutir esa cuestión, aunque todavía trata de rezagarla en la discusión", agregó. "Le dijimos que debe anteponerse esto debido a que ninguna otra cosa podrá lograrse antes de que formemos un organismo gobernante de transición".

Pese al aparente avance en las conversaciones de paz las probabilidades de alcanzar logros espectaculares antes de que la reunión termine, el viernes, son casi nulas dado que ambas partes siguen culpándose mutuamente del estancamiento.

Shaaban sugirió que el régimen podría aceptar un gobierno de unidad nacional que podría incluir a opositores, pero no uno de transición.

"No hay nada en el mundo que se llame gobierno de transición. No estamos contra un gobierno amplio, de unidad nacional", dijo.

Shaaban adelantó por primera vez que la elección presidencial programada para mediados de este año podría no llevarse a cabo.

"Es muy difícil imaginar cómo podrían realizarse elecciones presidenciales en esa atmósfera", dijo. "Lo lógico es tratar de detener la violencia y luego lanzar un proceso político. Ya sean elecciones presidenciales o parlamentarias lo que necesitas es paz y tranquilidad para lograr eso", agregó Shaaban.

Por su parte el mediador de la ONU en el conflicto Lajdar Brahimi sostuvo que la primera fase de las conversaciones de paz terminará el viernes, como estaba planeado.

Brahimi dijo a los periodistas que la brecha entre las dos delegaciones sigue siendo "muy grande" y que no se esperan logros importantes.

No obstante, dijo el miércoles, "el hielo se está rompiendo lentamente".

Dijo que el viernes ambas partes decidirán cuándo se realizará la segunda fase de las negociaciones.

Safi y Shaaban hablaron después de una reunión entre delegados del gobierno y la oposición con Lajdar Brahimi.

Un acuerdo para permitir ayuda humanitaria a la sitiada ciudad central de Homs seguía estancado debido a que la delegación siria exigía garantías de que la ayuda estadounidense no irá a "grupos armados y terroristas" allí.

Las conversaciones fueron interrumpidas el martes debido a la decisión estadounidense de reanudar la entrega de ayuda no letal a la oposición siria, más de un mes después que milicianos vinculados a al-Qaida ocuparon depósitos y provocaron la interrupción de los suministros occidentales a los rebeldes.