Knicks devuelven "favor" a Celtics, con paliza

Este partido fue tan fácil para los Knicks que Carmelo Anthony sólo necesitó jugar 28 minutos. Así, el astro tuvo tiempo de capotear preguntas sobre el libro de su esposa o su futuro equipo.

Anthony aportó 24 puntos y nueve rebotes, y los Knicks de Nueva York vengaron una paliza vergonzosa que habían sufrido en casa, al apabullar el martes 114-88 a los Celtics de Boston para hilvanar su tercer triunfo consecutivo.

Jeremy Tyler añadió 17 puntos, la mayor cantidad en su carrera, y otro reservista, J.R. Smith, contribuyó con esa misma cantidad por los Knicks, que perdieron por 41 puntos la última vez que los Celtics visitaron el Madison Square Garden.

El martes, Nueva York llegó a tener una ventaja de incluso 35 puntos.

"En este partido en particular, había algo de índole personal. Saben lo que digo. Se refiere a la forma en que nos ganaron la vez anterior que los enfrentamos", dijo el alero Kenyon Martin. "Así que queríamos algo de revancha".

Anthony, líder de la NBA en minutos por partido, con 39,2, mostró también buenos reflejos después del duelo. Eludió con maestría una pregunta sobre su relación con el entrenador de Chicago, Tom Thibodeau, al decir simplemente que ese nexo no existe.

También hizo referencia a los comentarios que hizo su esposa, la actriz La La Anthony, quien publicó un libro titulado "The Love Playbook". La actriz dijo en una entrevista para la televisión que "definitivamente" piensa que Anthony renovará su contrato con los Knicks.

"Así es mi esposa. Yo la apoyo. Apoyo lo que diga", dijo el basquetbolista. "No creo que haya dicho algo malo. Es bueno que diga eso. Vayan y compren el libro, sus esposas y novias lo disfrutarán".

Nueva York igualó en 3-3 su foja durante una serie de ocho compromisos en casa, a la que le restan encuentros ante Cleveland el jueves y frente a Miami el sábado.

Los Knicks han enderezado la marcha desde el viernes, cuando pusieron fin a una racha de cinco derrotas en fila, apoyados en 62 puntos de Anthony. Ahora, Nueva York está apenas a medio juego del octavo puesto de la Conferencia del Este, el último que reparte un boleto para la postemporada.

Por los Celtics, el brasileño Vitor Faverani jugó 13 minutos, en los que totalizó cuatro puntos y tres rebotes.

También el martes, Dwight Howard anotó 23 puntos, Terrence Jones agregó 21 y los Rockets de Houston preservaron apenas la ventaja para derrotar 97-90 a los Spurs de San Antonio.

Los Rockets perdían incluso por 15 unidades en la primera mitad antes de anotar 33 puntos en el tercer cuarto para ponerse arriba. San Antonio se acercó a 90-88 en los últimos minutos, pero Howard y Jeremy Lin ayudaron a que Houston amarrara el triunfo.

"Fallé muchos disparos al comienzo", reconoció Howard. "Pero no perdí la concentración. Estaba un poco frustrado porque quería acertar esos disparos, especialmente frente a Tim (Duncan). Pero seguí intentando y de mostrar al equipo que, sin importar lo que ocurriera, yo iba a dar pelea".

Boris Diaw anotó 22 puntos, su mayor número de la campaña, además de capturar 11 rebotes, por los Spurs. Tony Parker añadió 17 unidades y Tim Duncan acumuló 12 tantos, 14 rebotes y cuatro tapas.

También por San Antonio, el argentino Manu Ginóbili acumuló nueve puntos, un rebote, una asistencia y dos faltas en 14:23 minutos.

Houston careció de su principal anotador James Harden, aquejado por un golpe en el pulgar de la mano izquierda. Harden promedia casi 24 puntos por encuentro en esta temporada.

En otros partidos, los Pacers de Indiana se impusieron 104-92 a los Lakers de Los Ángeles para seguir como líderes de la NBA; los Pelicans de Nueva Orleáns vencieron 100-89 a los Cavaliers de Cleveland, para hilar su tercera victoria consecutiva, y los Pistons de Detroit doblegaron 103-87 al Magic de Orlando para salir de una racha de cuatro derrotas en fila.

Además, los Grizzlies de Memphis derrotaron 98-81 a los Trail Blazers de Portland, y los Wizards de Washington superaron 88-85 a los Warriors de Golden State.