Gestionan evacuación de civiles en Homs, Siria

Un funcionario de las Naciones Unidas negocia con los rebeldes en vecindarios sitiados de la ciudad siria de Homs para permitir la evacuación de los civiles, dijeron el martes el gobernador provincial y un activista.

Talal Barrazi, gobernador de la provincial de Homs, dijo en una declaración que mujeres policías, paramédicos y miembros de la Media Luna Roja Arabe Siria están listos para proceder a la evacuación de la ciudad de Homs y "estamos esperando la respuesta de la ONU".

La gestión tiene lugar dos días después que se convino un acuerdo tentativo en las conversaciones de paz en Ginebra entre el gobierno sirio y sus oponentes para permitir la evacuación de mujeres y niños atrapados en Homs, antes de que entren los convoyes de ayuda. El enviado de la ONU y la Liga Arabe, Lajdar Brahimi, que oficia como mediador en las conversaciones en Suiza, dijo que problemas de seguridad están demorando la evacuación.

El sector antiguo de la ciudad de Homs está sitiado desde hace casi dos años.

"Esperamos que el equipo de la ONU logre la aprobación de grupos armados en la ciudad vieja para garantizar la evacuación de civiles", dijo Barrazi. "Estamos listos".

Un activista en Homs que opera con el nombre Firas al-Homsi confirmó que se están llevando a cabo las conversaciones y agregó que el gobierno "se niega a permitir" la entrada de alimentos en el área.

"Nada ha cambiado desde las conversaciones de Ginebra y ayer estuvimos sometidos a un intenso cañoneo", dijo al-Homsi vía Skype. Agregó que las condiciones en las zonas sitiadas son terribles y que la gente sobrevive comiendo aceitunas.

Homs, la tercera ciudad siria, ha sido una de las más afectadas desde que comenzó la crisis nacional en marzo del 2011.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que varios vecindarios de Homs estaban sujetos a intensos ataques de morteros y ametralladoras pesadas el martes. Agregó que no se habían producido bajas.

Barrazi afirmó que las autoridades sirias solicitaron ayuda al Comité Internacional de la Cruz Roja para evacuar al padre Francis van der Lugt de un monasterio en Bustan al-Diwan en Homs. Van der Lught, de 72 años, vive en Siria desde 1964.

El sábado, el sacerdote holandés escribió en una página cristiana siria en Facebook que "el hambre nos ha derrotado".

"La gente vaga por las calles gritando '¡nos morimos de hambre, necesitamos alimentos! Se detienen frente a las casas habitadas tratando de encontrar algo que comer. El hambre quiebra las reglas y elimina todos los principios morales", escribió el religioso en una declaración publicada en inglés y francés. "Vivimos una realidad aterradora. Los seres humanos se tornan animales salvajes en una selva".