Egipto: Un Morsi bajo control aparece en la corte

La segunda comparecencia judicial del derrocado presidente Mohamed Morsi fue muy diferente a la primera: vestía un uniforme de prisión blanco el martes en lugar de un traje oscuro. Y cuando el líder islamista quería hablar, el juez controló su micrófono en una jaula de vidrio a prueba de sonido.

La sesión fue manejada cuidadosamente por las autoridades, y la televisión estatal sólo mostró fragmentos editados, no una transmisión en vivo como estaba previsto, mientras que el gobierno interino respaldado por los militares y los medios de comunicación aliados intentaban controlar el relato sobre la agitación política en Egipto tras la Primavera Arabe.

Un Morsi agitado iba y venía en la jaula del tribunal, separado del resto de los acusados??, y levantó las manos cuando cuestionó airadamente por qué estaba en la corte. "¿Quién es usted? ¡Dígame!", le gritó al juez que presidía la audiencia.

El juez Shabaan el-Shami respondió: "¡Yo soy el jefe del tribunal penal de Egipto!"

Después de cinco horas, se levantó la sesión hasta el 22 de febrero.

El derrocado presidente de 62 años de edad está en juicio junto a los líderes de la Hermandad Musulmana y militantes del grupo palestino Hamas y el libanés Jezbolá. Están acusados ??en relación con una fuga de prisión en la que escaparon 20.000 reclusos durante el levantamiento de 18 días contra el predecesor de Morsi, Hosni Mubarak.

Hace tres años, el 28 de enero de 2011, los manifestantes enfrentaron a la policía en El Cairo con piedras y bombas incendiarias, y quemaron la sede del partido gobernante. Las multitudes ahuyentaron a los cuerpos de policía, prendieron fuego a sus vehículos e incendiaron algunas de sus estaciones, lo que obligó a algunos policías a retirarse o unirse a los manifestantes, solo para ser reemplazados por los militares.

Al conmemorar el aniversario del martes, los partidarios de Morsi se enfrentaron brevemente con la policía en el centro de El Cairo. Por separado, hombres armados también mataron a un asesor del ministro del Interior en un tiroteo en las afueras de El Cairo, así como a un policía que custodiaba una iglesia en un vecindario del sur de la capital. Las fuerzas de seguridad fueron desplegadas y levantaron puestos de control a medida que se preparaban para más problemas, pero no se reportaron grandes estallidos de violencia.

La aparición de Morsi en la corte fue apenas la segunda ocasión en que se le ha visto en público desde el golpe militar del 3 de julio en el que fue derrocado tras las protestas masivas contra su administración. El primer presidente libremente electo de Egipto compareció a la corte en noviembre por otros cargos en una sesión que se caracterizó por sus reiterativos arranques emocionales.