ONU investiga atrocidades de rebeldes en Siria

Expertos de las Naciones Unidas están investigando acusaciones de que rebeldes mataron a decenas de soldados sirios en una aldea cerca de Alepo tras capturarles en combate, en un incidente que podría constituir un crimen de guerra, dijo el viernes la alta comisionada de Derechos Humanos.

Navi Pillay dijo en una declaración que un equipo de la ONU en el área está examinando reportes sobre asesinatos tras la batalla en Khan al-Assal en julio. Pillay dijo que el equipo ha analizado videos de activistas y recopilado testimonio de personas en Alepo sobre un incidente que calificó de "profundamente espeluznante".

Aunque los abusos por tropas del gobierno del presidente Bashar Assad han sido sistemáticos y amplios durante los dos años del conflicto, grupos de derechos humanos han dicho que la frecuencia y escala de los abusos por grupos rebeldes ha aumentado en meses recientes. Acusaciones específicas contra combatientes rebeldes incluyen denuncias de que milicianos opositores han matado rutinariamente a soldados capturados y presuntos informantes.

Los rebeldes dicen que esas violaciones son condenadas y resultado desafortunado de la brutal represión del régimen.

Combatientes opositores han sufrido en semanas recientes importantes reveses en el campo de batalla. Luchas entre varios grupos rebeldes asimismo han debilitado la campaña de la oposición contra Assad.

La captura de Khan al-Assal el 21 de julio fue un inusual éxito reciente para la oposición, y fue ensombrecida por acusaciones de activistas de que los rebeldes habían matado a 150 soldados del régimen tras tomar la aldea. Algunos de los soldados se habían entregado a los rebeldes, dijo el Observatorio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

La prensa estatal siria reportó que los rebeldes mataron a 123 "civiles y militares" en Khan al-Assal.

En una declaración emitida el viernes en Ginebra, Pillay dijo que dos de los videos examinados por el equipo de la ONU muestran al parecer a rebeldes ordenando a soldados que se tiendan en el suelo. Mientras que otro muestra numerosos cadáveres junto un muro y varios otros en un sitio adyacente.

Conclusiones preliminares de la pesquisa de la ONU indican que grupos armados opositores, en un incidente documentado en video, ejecutaron al menos a 30 individuos, la mayoría de los cuales al parecer eran soldados, dijo Pillay.

"Esas imágenes, si son verificadas, indican que se cometieron ejecuciones en Khan Al-Assal", dijo Pillay. Llamó a "una investigación independiente exhaustiva para establecer si se cometieron crímenes de guerra".