EEUU: Desconectan a embarazada con muerte cerebral

Una mujer embarazada con muerte cerebral fue desconectada el domingo del equipo médico de apoyo vital artificial, después de que el hospital en el que se encontraba en estado vegetativo en contra de la voluntad de su familia aceptó el fallo de un juez, según el cual la clínica estaba malinterpretando una ley estatal.

El esposo y parientes de Marlise Muñoz la sepultarán a la brevedad posible toda vez que el hospital John Peter Smith en Fort Worth anunció que no impugnará la orden que emitió el viernes el juez R.H. Wallace Jr. para declarar muerta a la paciente y entregar el cadáver a la familia. El feto de 23 semanas que Muñoz llevaba en el vientre no tendrá oportunidad de nacer.

La decisión del domingo del hospital al parecer pone fin a un caso que se había vuelto punto crucial de un debate a nivel nacional sobre el comienzo y la terminación de la vida, y en cuanto a si debía mantenerse con vida artificial a una mujer embarazada a la que se considera legal y clínicamente muerta para que pueda dar a luz a su bebé.

El esposo de Muñoz, Erick Muñoz, demandó al hospital porque éste no desconectaba a su esposa del equipo médico de apoyo vital artificial como ella deseaba en una situación de este tipo.

Erick y Marlise Muñoz eran paramédicos y estaban familiarizados con temas sobre la terminación de la vida, y él dijo que su esposa le había dicho que no quería que la mantuvieran con vida bajo esas circunstancias.

Sin embargo, el hospital había rechazado esa petición y se apoyaba en una ley de Texas según la cual los procedimientos para mantener a un paciente con vida artificial no deben ser cancelados a una mujer embarazada independientemente de su voluntad.

El juez Wallace dio la razón a Erick Muñoz al declarar en la orden que emitió el viernes: "La señora Muñoz está muerta".

Wallace había dado plazo al hospital hasta las cinco de la tarde del lunes para acatar la orden, pero la administración de la clínica anunció el domingo en la mañana que no presentaría ninguna apelación.

"Desde el principio, el hospital JPS ha dicho que su papel no era impugnar las leyes sino respetarlas", de acuerdo con un comunicado que difundió la portavoz del lugar, J.R. Labbe.

"El viernes, un juez federal en el estado ordenó que se desconectaran los sistemas que mantienen con vida artificial a Marlise Muñoz. El hospital acatará la orden de la corte", afirmó.

Poco después, los abogados de Erick Muñoz anunciaron que la paciente había sido desconectada hacia las 11:30 de la mañana de la unidad que la mantenía con vida artificial.

"Que Marlise Muñoz por fin descanse en paz y su familia encuentre la fortaleza para completar la que ha sido una travesía insoportablemente larga y difícil", dijeron en un comunicado.

Muñoz tenía 14 semanas de embarazo cuando su esposo la encontró inconsciente el 26 de noviembre, posiblemente por un coágulo.

____

Nomaan Merchant está en Twitter como http://www.twitter.com/nomaanmerchant