Davos: naciones prometen ampliar comercio global

Los ministros de comercio de muchas de las mayores economías del mundo prometieron el sábado ampliar un acuerdo para estimular las ventas globales, y Estados Unidos dijo estar abierto a conversar sobre todos los temas del mismo.

En una reunión organizada por Suiza a las márgenes del Foro Económico Mundial en el centro de esquí de Davos, ministros de China, la Unión Europea, Japón, Estados Unidos y otras 15 naciones acordaron aprovechar el "impulso positivo" de una cumbre de la Organización Mundial de Comercio en diciembre en Bali, donde los 159 países miembros decidieron eliminar obstáculos aduaneros.

Los ministros acordaron lidiar con los tópicos más difíciles de negociación sobre agricultura, acceso a los mercados y servicios que siguieron sin resolución luego de que el mes pasado se alcanzara el primer acuerdo de la OMC desde que el organismo comercial global fue formado en 1995, dijo el ministro suizo de Economía Johann Schneider-Ammann, anfitrión de la reunión del sábado.

Dijo que las potencias económicas globales acordaron aprovechar "prontamente" el acuerdo de Bali con "un enfoque particular en asuntos importantes para países menos desarrollados".

"Con el fin de poder resolver exitosamente esos asuntos, se necesitarán enfoques nuevos y creíbles", dijo.

El brasileño Robert Azevedo, director general de la OMC, dijo que el proceso de negociaciones debe ser transparente e inclusivo, de forma que cada miembro tenga voz y participe, pero que la prueba de "factibilidad es muy importante" para trabajar hacia un acuerdo expandido de libre comercio que tenga equilibrio entre "ambición y realismo".

El pacto de Bali pudiera aumentar el comercio global por un billón de dólares, y su pieza central es un acuerdo sobre medidas para eliminar barreras comerciales simplificando procedimientos aduaneros y haciéndolos más transparentes.

Pero también mantuvo con vida esperanzas de alcanzar a la larga los objetivos de la ronda de Doha de la OMC, llamada a veces la ronda del desarrollo por los cambios radicales a regulaciones, impuestos y subsidios que conlleva y que beneficiarían a países de bajos ingresos.

El acuerdo también dio un impulso a la credibilidad y la relevancia de la OMC como foro para que los gobiernos negocien tratados comerciales y no solamente como tribunal para disputas internacionales.

El representante comercial estadounidense Michael Froman le dijo a los ministros el sábado que "la prioridad de la OMC debe ser finalizar lo que iniciamos", de acuerdo con una declaración de su oficina.

"Significa además acordar un plan de trabajo cuando tratamos de identificar oportunidades futuras de progreso", les dijo. "Estados Unidos está dispuesto a considerar una conversación sobre cualquiera de los asuntos más importantes".

El ministro japonés de Economía, Toshimitsu Metegi, dijo que la discusión del sábado se centró en "cómo avanzar con la OMC" al tiempo que se implementan las cláusulas de reducción de la burocracia acordadas en Bali.

Japón, le dijo a reporteros, ha mostrado "una cantidad considerable de flexibilidad" durante las negociaciones comerciales y espera que Estados Unidos sea similarmente flexible.