Carrión pide diplomacia para ley anti-gay en Sochi

Los líderes del olimpismo internacional deben utilizar "todos los medios posibles" para negociar con el gobierno ruso y asegurar que los atletas que compitan el próximo año en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi no sean afectados por una nueva ley anti gay, dijo el viernes el candidato a la presidencia del COI, Richard Carrión.

La ley rusa, firmada a fines de junio por el presidente Vladimir Putin, contempla multas contra las personas acusadas de difundir "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" entre menores, y propone castigos para los que expresen estas posturas en la prensa escrita e internet. También están prohibidas las marchas de orgullo gay.

El ministro de Deportes de Rusia dijo el jueves que la ley se implementará durante los Juegos de Sochi, lo que parece contradecir las garantías en el sentido contrario del Comité Olímpico Internacional.

"Tenemos que usar todos los medios posibles de influencia y diplomacia con las autoridades rusas, para que esta legislación no provoque problemas para nuestros atletas", dijo el dirigente olímpico puertorriqueño en un comunicado divulgado el viernes.

"Confío que las negociaciones en curso con las autoridades rusas ayudarán a aclarar cuánto abarca la ley, y asegurarán que nuestros atletas estén protegidos".

Carrión también dijo que en el futuro debe haber una condición de que cualquier ciudad que quiera la sede de una olimpiada no tenga leyes "que discriminen contra la gente en cualquier manera, en coincidencia con la Carta Olímpica".

"Uno de los valores principales del movimiento olímpico es 'el deporte como derecho humano'. Nada debe interponerse a eso", indicó Carrión.

El puertorriqueño es uno de seis candidatos para suceder a Jacques Rogge, quien dejará la presidencia del COI el próximo mes, luego de 12 años en el cargo. La elección será el 10 de septiembre en Buenos Aires.

El ministro de Deportes ruso, Vitaly Mutko, afirmó el jueves que la ley no fue diseñada para castigar a alguien por ser gay o lesbiana. Indicó que los atletas serían sancionados sólo por propaganda, una palabra bastante ambigua en el texto de la ley.

La ley estipula multas de hasta 100.000 rublos (3.000 dólares), hasta 15 días de prisión, deportación y la prohibición de volver a entrar a Rusia para los extranjeros.

El COI dijo la semana pasada que recibió garantías de "los más altos niveles del gobierno de Rusia de que la legislación no afectará a los que acudan o participen en los Juegos".