Diálogo entre gobierno y FARC entra en receso

Representantes del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia suspendieron el jueves temporalmente sus conversaciones, que retomarán a comienzos de febrero con el tercer punto de una agenda preestablecida: el combate al narcotráfico.

De manera inusual, las partes no produjeron un comunicado conjunto pero aseguraron que regresarán a la mesa el 3 de febrero; mientras las FARC criticaron duramente comentarios gubernamentales.

"Las recientes declaraciones de Juan Manuel Santos en Europa" son "un delirio lleno de jactancias", dijo el comandante guerrillero Iván Márquez a periodistas.

"No se puede distorsionar la realidad creyendo que es correcto escalar la guerra como si no hubiese conversaciones, o que se pueda adelantar un diálogo simulando que el país no está sufriendo los estragos de la confrontación", agregó Márquez, cuyo nombre legal es Luciano Marín Arango.

La víspera desde Madrid, donde cumple una visita oficial, Santos informó sobre una nueva operación militar contra la guerrilla que provocó la muerte de cinco rebeldes y la captura de otros ocho.

El comando de las Fuerzas Militares indicó en un comunicado que la operación conjunta entre el ejército y la aviación con datos de inteligencia de la policía sobre el Frente 7mo de las FARC se realizó en una zona rural de Vista Hermosa, unos 205 kilómetros al sur de Bogotá.

Según Márquez, los rebeldes no están sentados a la mesa de diálogo con el gobierno "como consecuencia de una presión militar y en el camino del sometimiento", sino como un propósito "estratégico".

Colombia sufre un conflicto interno de cinco décadas y esta podría ser la oportunidad histórica de desarmarlo.

Las conversaciones se iniciaron a fines de 2011 en Noruega y luego se trasladaron a Cuba. Ambos países son auspiciantes del proceso.

Hasta ahora se logró acordar posiciones en dos puntos -los problemas agrarios y la participación política de los rebeldes- de una agenda de seis. Actualmente las conversaciones giran sobre el combate al narcotráfico.

El proceso de paz que se desarrolla a puertas cerradas está atravesado por la campaña electoral en Colombia, en la cual Santos es candidato a la reelección.

Está programado que Santos visite Cuba la semana que viene para asistir a la Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC). Sin embargo, no se espera que el mandatario se reúna con los rebeldes y en cambio estará alojado lejos de donde la delegación rebelde pasa sus días.

Miembros de las FARC indicaron además que hasta ahora no habían recibido ninguna invitación del presidente José Mujica, de Uruguay, quien comentó que tratará de reunirse con los rebeldes y con Santos en el marco de la cumbre.

El negociador guerrillero, Andrés París, cuyo nombre legal es Jesús Emilio Carvajalino, indicó que de producirse el reclamo de encuentro por parte de Mujica "hay disposición" de los rebeldes para el encuentro.

-----

Andrea Rodríguez esta en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP