EEUU: 500.000 empresas miran estatus migratorio

Más de medio millón de empresas en Estados Unidos usan E-Verify, el sistema del gobierno que permite a las compañías comprobar el estatus migratorio de sus empleados y candidatos a ser empleados.

Los Servicios de Inmigración y Ciudadanía estadounidenses anunciaron el jueves que desde su lanzamiento en 1996 el sistema ha experimentado un crecimiento significativo, pasando de 11.474 inscripciones en el año fiscal 1996 a 111.671 en el año fiscal 2012.

E-Verify ha sido criticado en el pasado, con acusaciones de estar plagado de errores y no ser confiable. El gobierno dijo el jueves que ha trabajado para fortalecer la integridad del sistema y que durante el año fiscal 2013 las empresas usaron E-Verify más de 25 millones de veces.

A pesar de que el sistema es voluntario, 20 estados han aprobado leyes que obligan a todos o a ciertos empleadores a usar E-Verify, mientras que California e Illinois han limitado su uso, según estadísticas del National Immigration Law Center, una organización sin ánimo de lucro con sede en Los Ángeles.

El gobierno señaló también que ha llegado a acuerdos con los departamentos de vehículos de ciertos estados para garantizar la autenticidad de las licencias de conducir que son usadas como documentos de identidad. También participa en un programa que combate el fraude mediante el bloqueo de números de la seguridad social que parecen falsos.

Un proyecto de ley aprobado en el Senado en junio del año pasado y que ofrecía un camino a la ciudadanía de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes no autorizados en el país proponía fortalecer E-Verify y hacerlo obligatorio de forma paulatina en un periodo de cinco años. Empresas con más de 5.000 empleados tendrían que usar el sistema al cabo de dos años mientras que compañías más pequeñas tendrían más tiempo. La propuesta no ha sido aprobada por la cámara baja.

El congresista Lamar Smith, republicano de Texas, propuso que E-Verify fuera obligatorio a lo largo del país pero su proyecto de ley no ha sido aprobado aún por la cámara baja o el Senado.

"Sólo la reforma migratoria puede frenar la contratación de inmigrantes no autorizados", opinó Emily Tulli, abogada para el National Immigration Law Center. "Cuando se obliga a los empleadores a usar E-Verify, como hacen algunos estados, y hay una gran población no autorizada, se anima a esos empleadores a pagar a trabajadores fuera de nómina y a entrar en una economía sumergida. Sin una reforma no hay solución para esos empleadores o trabajadores".

Lori Scialabba, directora provisional de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía, dijo en un comunicado el jueves que E-Verify ha tenido un crecimiento "exponencial, de mayor precisión y altas puntuaciones en satisfacción al cliente".

"Participar en E-Verify es en gran parte voluntario, por lo que el hecho de que medio millón de empresas se hayan inscrito demuestra confianza significativa en el programa", señaló.

_____________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens