Chiíes marchan en Pakistán tras ataque suicida

Familiares de chiíes que murieron en un atentado suicida esta semana marchan por tercer día consecutivo, se rehúsan a enterrar a sus parientes y exigen un operativo contra combatientes en la provincia de Baluchistan, en el oeste de Pakistán, informó un policía paquistaní.

El funcionario Ahmad Nawaz dijo que los chiíes protestan por el ataque del martes en el distrito de Mastung en el que un agresor suicida mató a 28 peregrinos chiíes que regresaban de Irán.

Los manifestantes colocaron los ataúdes de las víctimas sobre una calle de Quetta, la capital de Baluchistan, y se negaron a moverlos.

El líder chií local Musarrat Agha dijo que las protestas no culminarán hasta que el gobierno paquistaní realice operativos contra combatientes suníes vinculados con la red al-Qaida en Baluchistan, como el grupo Lashkar-e-Jhangvi, que con frecuencia ataca a chiíes al considerarlos herejes.

Protestas chiíes similares se llevan a cabo el jueves en otras regiones del país.