EEUU: Drogas revelan cara oculta de auge petrolero

Fiscales obtuvieron una serie de declaraciones de culpabilidad entre los sospechosos en un caso interestatal de tráfico de droga que ha puesto de relieve la cara oculta de un auge petrolero en las planicies del norte.

Quien más recientemente admitió los cargos federales fue Robert Farrell Armstrong, de Moses Lake, Washington, quien es descrito por las autoridades como el proveedor de una banda grande de tráfico de metanfetaminas que opera en la región petrolera de Bakken y otros lugares de Montana.

El miércoles, Armstrong, de 49 años, se declaró culpable de posesión de metanfetaminas con intención de distribución durante una comparecencia ante la jueza federal de distrito Susan Watters en Billings.

Enfrenta una sentencia de entre 10 años en prisión a cadena perpetua, y una multa de hasta 10 millones de dólares.

Armstrong fue arrestado en octubre en un operativo de autoridades estatales, federales y locales para poner fin a tasas crecientes de criminalidad en comunidades rurales que fueron alguna vez tranquilas, a lo largo de la frontera entre Montana y Dakota del Norte.

Otros nueve acusados están en espera de ser sentenciados después de declararse culpables en casos relacionados, y se espera que un décimo se declare culpable el 6 de febrero. Existen casos similares pendientes en Dakota del Norte.

No obstante, un fiscal de la zona de Bakken insinuó que los arrestos han hecho poco para detener una explosión en el consumo de metanfetaminas durante el último año, ya que drogas baratas de alta calidad fluyen desde México. Nickolas Murnion, fiscal del condado de Valley, dijo que los bien pagados trabajadores traídos a los yacimientos petrolíferos de la región se han convertido en "un imán para los vendedores de metanfetaminas".

"Con toda la publicidad respecto al dinero que se gana en la Bakken, ésta se ha convertido en objetivo de su mercado", señaló. "Está llegando a través de un cartel de metanfetaminas de México, y es una forma mucho más pura que la metanfetamina que estaba fabricando la gente hace algunos años".

Se han mudado al este de Montana y al oeste de Dakota del Norte más de 20.000 personas desde que comenzó en 2008 su aumentó meteórico en la producción petrolera. Se esperan decenas de miles más en los próximos años conforme continúe el auge.

Desde 2008, la cifra de arrestos de todo tipo en los condados de Montana que se encuentran en la región de Bakken subió de 1.676 a más de 3.000 en 2012, según la Junta de Control del Crimen de Montana. Se trata de un incremento de casi 80%. No hay cifras disponibles de 2013.