Consumo en EEUU sube 0,5% en junio

Los consumidores aumentaron su gasto en junio al mayor ritmo en cuatro meses pese a que sus ingresos decrecieron.

El gasto del consumidor subió 0,5% en junio comparado con mayo, cuando el consumo creció en un 0,2%, informó el viernes el Departamento de Comercio. Es la mejor ganancia desde febrero, cuando se registró un alza del 0,7%.

El crecimiento de los ingresos desaceleró al crecer sólo 0,3% en junio, más débil que el 0,4% de mayo.

Se tiene la esperanza de que un mayor consumo ayude a impulsar a la tibia economía en el segundo semestre del año. Pero para que eso suceda es necesario, de acuerdo con los economistas, que el crecimiento de los ingresos acelere.

El consumo de productos perecederos subió 1,3% en un reflejo parcial del aumento de los precios de la gasolina, mientras que la demanda de productos duraderos aumentó 0,8%, reflejando un fortalecimiento en las ventas de vehículos.

La combinación de un gasto más acelerado y un crecimiento de ingresos más lento bajaron ligeramente la tasa de ahorros ligeramente en junio a 4,4% de ingresos tras el pago de impuestos. Se encontraba en 4,6% en mayo.

El índice inflacionario vinculado al gasto del consumidor demostró que los precios excluyeron los inestables rubros de alimentos y combustible que subió 1,2% el año pasado, la ganancias más baja desde un 1,1% de marzo de 2011.

La Reserva Federal tiene un objetivo del 2% para la inflación. El hecho de que la inflación esté por debajo de la meta ha llevado a los funcionarios de la Fed a preocuparse por una posible tendencia deflacionaria. Eso afectaría al crecimiento económico porque los consumidores pueden dejar de gastar con la creencia de que los precios bajarán más.

La atención se mantiene fija en el gasto del consumidor porque mueve un 70% de la actividad económica.

En el trimestre de abril-junio, la economía creció a un ritmo anual del 1,7%, siendo el tercer trimestre consecutivo de deslucido crecimiento.