Dos hermanos mueren baleados en Oakland

Una madre en el norte de California pidió el martes justicia, dos días después de que su hijo mayor fue asesinado a balazos y apenas tres semanas después de perder a su hijo más joven de la misma manera.

Dinyal New realizó su súplica afuera de su casa, ubicada a unas manzanas de un monumento improvisado que sigue creciendo con flores y velas en un barrio tranquilo del este de Oakland donde su hijo mayor Lamar Broussard, de 19 años, y un amigo de la infancia murieron por disparos el domingo, tres días después de sepultar a su hijo menor.

El hijo menor de New, Lee Weathersby III, de 13 años, fue baleado aproximadamente a una milla de distancia (1,6 kilómetros) la víspera de Año Nuevo. Falleció al día siguiente.

"Todos mis muchachos han muerto", dijo New, de 41 años, mientras imploraba a testigos que pudieran saber algo sobre los asesinatos que se pusieran en contacto con la policía.

"Estoy adormecida; estoy conmocionada. Estoy desquiciada; estoy enojada y lastimada", continuó New. "Espero que alguien por favor se presente si vio algo para decirlo a la policía".

No se han realizado arrestos en relación con las balaceras, dijo el martes Johnna Watson, vocera de la policía de Oakland. El lunes, investigadores estaban indagando la posibilidad de que los homicidios estén vinculados.

New dijo el martes que no cree que los asesinatos de los hermanos estén conectados.

"Ellos eran buenos muchachos, ambos", dijo el lunes al San Francisco Chronicle Lee Weathersby Jr., padre de Lee Weathersby III y padrastro de Broussard. "Se supone que nosotros no debemos sepultar a nuestros hijos. Se supone que debe ser al revés".

Lee Weathersby III, descrito por su madre como un ávido jugador de basquetbol y percusionista de la banda musical de su escuela, fue asesinado el 31 de diciembre cuando caminaba hacia su casa desde la de un amigo después de asistir a una fiesta en el cercano Boys & Girls Club.

El domingo, Broussard y su amigo de la infancia Derryck Harris, de 19 años, fueron asesinados cuando viajaban en el auto Audi de New, dijo ésta. Agregó que Broussard se dirigía a pagar la factura del teléfono celular de ella.

Broussard era un estudiante de colegio que aspiraba a ser músico e iniciar su propio negocio, dijo New. Añadió que la familia había considerado enviar a Broussard a vivir con un primo después que fue asesinado su hermano menor.

"Pero él dijo: 'Mamá tú me necesitas en este momento' ", dijo New limpiándose el rostro lloroso. "Lamar me estuvo consolando en el funeral de su hermano; ahora nosotros tenemos que sepultarlo a él".