Mueren siete rebeldes de FARC en suroeste Colombia

Siete guerrilleros de las FARC murieron en un bombardeo de las fuerzas militares en el suroeste de Colombia.

El Comando General de las Fuerzas Militares informó el martes en un comunicado que la operación militar tuvo lugar en las primeras horas del día en una zona rural del municipio de Planadas, departamento de Tolima y a 235 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Otros cinco rebeldes fueron capturados en la misma acción militar. Los cadáveres de los rebeldes muertos no fueron mostrados de inmediato a la prensa.

"La operación se produjo tras una intensa labor de inteligencia adelantada por personal de la Policía Nacional, que permitió ubicar una concentración de terroristas de las... FARC" en San Miguel de Planadas, explicó el reporte oficial.

Agregó que luego del bombardeo al campamento guerrillero por parte de efectivos de la Fuerza Aérea, se produjo el arribo de soldados por tierra para el control de la zona.

El lunes las fuerzas militares habían reportado la muerte de otros 14 integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el noreste del país. La acción se produjo el domingo por la madrugada en una zona rural del municipio de Puerto Rondón, a unos 380 kilómetros al noreste de la capital colombiana y donde fueron capturados dos insurgentes.

Aparte de los 21 guerrilleros muertos en Planadas y Puerto Rondón, según las fuerzas militares, en las tres primeras semanas de 2014 fueron muertos 18 integrantes de las FARC y del también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN). En el mismo lapso 40 fueron capturados y 66 más se entregaron voluntariamente a las autoridades.

Desde Madrid, donde inició en la jornada una visita oficial de dos días, el presidente Juan Manuel Santos destacó que con los más recientes operativos militares ascienden a 27 los rebeldes de las FARC "neutralizados" en 48 horas y que con eso se cumplía la orden de mantener la ofensiva castrense al tiempo que se desarrollan los diálogos de paz con las FARC en Cuba.

"Quiero felicitar a nuestras Fuerzas Armadas, porque están cumpliendo la orden que di desde el primer día. A ellos les dije: la ofensiva militar se mantiene hasta que lleguemos a unos acuerdos, como si no hubiese conversaciones en La Habana. Y a los negociadores en La Habana les he dicho: aceleren las negociaciones, como si en Colombia no hubiesen combates, como si no hubiesen ofensivas militares", dijo el mandatario en declaraciones divulgadas por la presidencia en su página de internet.

A fines de diciembre el ejército, al hacer un balance de 2013, reportó la muerte de 250 integrantes de las FARC, la entrega voluntaria de 829 y la captura de 1.150.

Del total de rebeldes muertos el año pasado, el informe oficial indicó que al menos siete de ellos eran jefes de frentes de las FARC, entre ellos Leónidas Zambrano alias "Caliche", integrante del estado mayor central de ese grupo alzado en armas y comandante de la columna móvil "Jacobo Arenas". "Caliche" fue muerto en combate en mayo de 2013 en el suroeste del país.