Activistas piden 'presión real' sobre Siria

Una importante organización defensora de los derechos humanos acusó a Estados Unidos y otras potencias mundiales de socavar los esfuerzos para que el presidente sirio Bashar Assad sea juzgado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

La organización Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo que Estados Unidos se ha concentrado en llevar a las partes beligerantes a conversaciones de paz evitando "presionar seriamente" al gobierno de Assad para que acabe con las atrocidades y se juzgue a los responsables.

El grupo también acusó a Rusia y China de proteger a su aliado sirio de medidas concretas, como embargos, en las Naciones Unidas.

"No podemos permitirnos esperar a una perspectiva remota de paz mientras se asesina a 5.000 civiles por mes", dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch al presentar su informe anual en Berlín. "Las atrocidades cometidas en Siria deberían ser atendidas en paralelo al proceso de paz".

Human Rights Watch dijo que Estados Unidos tuvo "sus propias razones" para evitar que el caso de Siria fuera analizado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya debido a las preocupaciones por las implicaciones legales que eso podría acarrear para su aliado, Israel.

No obstante, Washington ha sido renuente a confiar en Rusia por temor a poner en peligro los esfuerzos diplomáticos para llevar a las partes en una conferencia de paz en Suiza esta semana.

Roth dijo esperar que la presentación de un documento sobre los asesinatos de prisioneros por parte de las fuerzas de Assad lleve al secretario de Estado norteamericano John Kerry a pedir que se detengan inmediatamente las atrocidades de la misma forma en que un ataque con armas químicos cerca de Damasco el año pasado provocó una rápida reacción internacional.

El documento, encargado por el gobierno de Catar, que fue publicado por el periódico The Guardian y CNN, fue escrito por tres antiguos fiscales de crímenes de guerra. Incluye fotografías que evidencian las torturas y ejecuciones cometidas por el gobierno de Assad.

"Las imágenes harán más difícil ignorar las atrocidades masivas cometidas por Assad", dijo Roth a The Associated Press. "Hasta ahora la única respuesta de Kerry ante estos abusos ha sido: 'oh, estamos tratando de lograr la paz, cuando ésta llegue las atrocidades se detendrán'. Pero esa no es una respuesta adecuada cuando falta mucho tiempo para lograr la paz y todos los días se asesina a las personas".