Obama y legisladores tratan vigilancia electrónica

En medio de las dificultades para salvar al programa de vigilancia electrónica masiva, el presidente Barack Obama fue confrontado el jueves por legisladores contrarios a la compilación de los registros telefónicos de estadounidenses que efectúa la Agencia de Seguridad Nacional.

La reunión tuvo lugar en momentos en que el incremento de las preocupaciones hacia esa medida elevan las posibilidades de nuevas restricciones a los esfuerzos para recabar información de inteligencia.

Obama y el vicepresidente Joe Biden recibieron en la Oficina Oval a legisladores a favor y en contra con el propósito de frenar la incontenible pérdida de apoyo público y mostrar la seriedad del presidente para llegar a un acuerdo sobre el tema.

Asistieron al encuentro los partidarios legislativos más vigorosos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) --los demócratas y republicanos de mayor jerarquía en las comisiones de inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado-- así como los críticos más severos, como los senadores demócratas Ron Wyden, de Oregon, y Mark Udall, de Colorado.

Los legisladores se marcharon en medio de la lluvia del recinto de la Casa Blanca sin hacer declaraciones a la prensa.

Sin embargo, en entrevistas posteriores, afirmaron que hubo el consenso de que las acciones de vigilancia electrónica tienen problemas de percepción que han mermado la confianza entre la población del país.

"Hay disposición para emprender cambios", dijo el representante C.A. Dutch Ruppersberger, de Maryland, el principal demócrata en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

El senador Saxby Chambliss, de Georgia, el principal republicano en la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo que Obama y los legisladores no acordaron la adopción específica de medidas pero presentaron un número de propuestas que serán completadas durante el receso de agosto en el Congreso.

"Se presentaron muchas ideas", expresó Chambliss a The Associated Press. "No se llegó conclusiones", agregó.

Wyden dijo en entrevista que él y Udall habían intentado convencer a Obama de la urgencia de enfrentar el aumento de las preocupaciones.

Dijo que propuso reforzar la capacidad del gobierno para conseguir autorización de emergencia a fin de compilar los registros telefónicos de algún individuo, para que ya no sea necesaria la compilación preventiva de los registros de todos.

___

Los periodistas de The Associated Press, Donna Cassata, y Richard Lardner, contribuyeron a este despacho.

___

Josh Lederman está en Twitter como http://twitter.com/joshledermanAP