Prevén impacto en elecciones por apoyo a migrantes

La celeridad con la que la Cámara de Representantes estatal trató el proyecto de ley sobre los derechos de los inmigrantes en el primer día del periodo legislativo de este año podría ser una cuña que afecte los resultados de las elecciones de noviembre, creen algunos especialistas políticos.

Los legisladores aprobaron el lunes en la cámara baja, con sólido respaldo bipartidista, una propuesta que amplía la ayuda financiera estatal a los universitarios que residen en el país de forma irregular. Empero, la medida seguramente fracasará en el Senado porque el líder de la mayoría, el demócrata Rodney Tom, que encabeza el Foro de la Coalición Mayoritaria, predominantemente republicana, dijo que su grupo tiene otras prioridades en la sesión de 60 días.

"Busco más dólares para las necesidades becarias del estado, pero sin ampliar en este momento el grupo (de estudiantes) calificados que las soliciten", dijo la senadora republicana Barbara Bailey, presidente de la Comisión de Educación de la cámara alta.

Voceros republicanos en la Cámara y el Senado dijeron que sus grupos no tienen proyectos de ley relacionados con la inmigración para presentar este año.

La falta de acción en esta legislatura de proyectos de ley importantes para los inmigrantes y minorías, como la llamada Dream Act de Washington, podría ser un tema en las elecciones de noviembre, cuando 24 bancas serán disputadas en el Senado. Diez de esas bancas senatoriales seguramente será muy reñidas entre r ambos partidos. Casi la mitad de ellas representan los suburbios en la zona de Puget Sound, incluyendo el de Tom.

"Es un tema que puede afectar de forma notable las contiendas indecisas en los suburbios", dijo Chris Vance, un asesor político republicanos que trabaja con grupos partidarios de los inmigrantes, como OneAmerica.

Tras un año en el que el Congreso no logró reformar las leyes nacionales de inmigración, la Dream Act de Washington es una prioridad para los grupos activistas de los inmigrantes en Olympia en esta legislatura. Si el proyecto pasa a ser ley, Washington sería el quinto estado del país que aprueba ayuda financiera a universitarios sin residencia legal en Estados Unidos. California, Texas, Nuevo México e Illinois aprobaron medidas similares.

Sus defensores dijeron que el número promedio anual de universitarios en Washington que no pueden aportar pruebas de residencia legal es de 550. Calculan que el número crecería de un 20% a un 30% si es aprobada la ayuda financiera.

"Negar la ayuda financiera a toda una generación de nacidos en Washington a nadie beneficia", dijo Emily Murphy, cabildera de la organización activista OneAmerica. "La Dream Act se trata de la enseñanza y la economía, y queremos asegurarnos que tenemos una economía vibrante servida por una fuerza de trabajo bien educada".

Durante un debate en el pleno de la Cámara, los detractores del proyecto dijeron que el estado no puede financiar las necesidades estatales de becas. Un legislador indicó que 30.000 estudiantes que solicitaron ayuda financiera estatal no la recibieron.

"Desgraciadamente las estadísticas contradicen ese sueño en este apartado", dijo el representante republicano Larry Haler.

Vance dijo que los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes son un componente básico del Partido Demócrata y, en conjunto, pueden generar mucha "pasión y dinero" en un distrito legislativo si se empeñan. Un republicano puede reducir esa presión respaldado ese proyecto de ley, agregó.

Empero, el vocero estatal del Partido Republicano Keith Schipper dijo que no acepta el argumento de que los temas de la reforma de inmigración en Olympia puedan influir en las elecciones de noviembre.

"Se trata simplemente de una distracción para apartar la mente de los votantes de los temas que realmente les enojan", dijo Schipper. "Se trata simplemente de una pesca por parte de los demócratas".

Los votantes se centrarán en noviembre en temas de la enseñanza, el malogrado inicio de la Ley del Seguro Médico y los impuestos, dijo Schipper.

Los votantes de las minorías y los inmigrantes han demostrado que pueden afectar las elecciones en el estado de Washington, dijo un especialista político. Después que el gobernador Jay Inslee ganara en los comicios del 2012, el especialista en sondeos de la Universidad de Washington Matt Barreto estimó que los votantes hispanos y asiáticos se inclinaron en proporción de 3 a 1 a favor del demócrata y le ayudaron a derrotar al candidato republicano Rob McKenna, que cortejó el voto inmigrante pero sin poder sacudirse de la imagen anti-inmigración del Partido Republicano.

"Espero que los grupos latinos comprendan que la legislatura necesita trabajar o cambiar", dijo la activista de inmigración Maru Mora, organizadora de la anual Marcha de Mayo en Seattle.

Es difícil calibrar el impacto de los votantes de las minorías e inmigrantes a nivel de distrito. Empero, el asesor político demócrata Christian Sinderman destacó que algunos de los distritos indecisos en las lizas por el Senado ocurren en barrios con un notable número de inmigrantes.

"Son distritos socialmente muy progresistas, especialmente en los suburbios de Microsoft y la industria de alta tecnología con familias de inmigrantes", indicó. "E incluso si tienen elevados ingresos, siguen siendo beneficiarios de tener acceso a la enseñanza superior y oportunidades profesionales".

Vance concordó con ello. La medida de la ayuda financiera puede ser caracterizada como un tema de enseñanza y no tanto como el tema de los derechos de los inmigrantes, insistió.

"Se puede hacer que la enseñanza sea el tema fundamental en las contiendas de los suburbios, y las elecciones de los suburbios son el campo de batalla" para el control de la legislatura, dijo Vance.

____

Interactivo AP: http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/