Republicanos, intransigentes sobre inmigración

Algunos republicanos en Texas están expresando posiciones intransigentes sobre inmigración antes de las elecciones primarias del 4 de marzo, para tratar de conseguir el respaldo de la base del partido, al tiempo que los demócratas esperan que esas políticas convenzan a más hispanos a votar en su favor.

Candidatos a gobernador, vicegobernador y secretario de justicia respondieron a un cuestionario de The Associated Press sobre el tema, y sus respuestas resaltan la creciente brecha entre los republicanos del estado y políticas más moderadas del partido nacional, que buscan atraer votos de las minorías.

Pero asesores de las campañas dicen que la inmigración ilegal es un tema importante para los votantes republicanos en Texas, quienes quieren que sus candidatos implementen políticas agresivas, incluyendo colocar a la policía estatal en la frontera. Los candidatos se están distanciando incluso de políticas previas defendidas por el gobernador Rick Perry, tales como matrículas escolares bajas para hijos de inmigrantes ilegales.

"Yo he asignado casi 800 millones de dólares... incluyendo la compra de un avión de observación para el Departamento de Seguridad Pública equipado con cámaras infrarrojas y de video, helicópteros con cámaras infrarrojas para el departamento, seis helicópteros artillados... cada uno equipado con cuatro ametralladoras de calibre .30 capaces de disparar 1.000 balas por minuto", dijo el vicegobernador David Dewhurst.

En el lado demócrata, la candidata a gobernadora y senadora estatal Wendy Davis culpa a los republicanos que controlan la Cámara de Representantes por la no aprobación de una reforma de inmigración.

"Debemos continuar apoyando nuestros actuales esfuerzos de seguridad fronteriza y asegurarnos de que las agencias de protección de la frontera tienen las herramientas y los recursos financieros requeridos", dijo, e hizo notar que ella fue coautora de una ley el año pasado, a fin de proveer fondos para ayudar a los fiscales locales a combatir el tráfico de drogas e inmigrantes.

El candidato republicano a gobernador Greg Abbott, apenas ofreció respuestas limitadas en favor de políticas más severas de inmigración, diciendo que se iba a dar a conocer un plan en unas pocas semanas.

Pero aspirantes republicanos al puesto de vicegobernador expresaron claramente sus posiciones sobre la inmigración ilegal. El senador Dan Patrick presentó una propuesta de ley para prohibir que las ciudades resten prioridad a las tareas de vigilancia de inmigración.

"Las agencias del orden deberían poder preguntar si una persona está ilegalmente en el país, en caso de que tengan una causa probable para creer que es así", dijo.

La candidata demócrata a vicegobernador Leticia Van de Putte rechazó propuestas para involucrar a las policías locales en el cumplimiento de la ley federal.

"Jefes policiales y funcionarios del orden en el estado han expresado claramente su oposición colectiva a leyes que les requieran hacer cumplir las leyes federales de inmigración", dijo Van de Putte, única candidata hispana a uno de los tres puestos más altos en el estado.