EEUU: Culpable por enviar cartas envenenadas

Un ex instructor de artes marciales se declaró culpable el viernes de enviar cartas envenenadas con ricino al presidente Barack Obama y otros funcionarios en un caso extraño donde las autoridades dijeron que trató de tender una trampa a un enemigo de antaño que estuvo preso un tiempo por este caso.

En una declaración de culpabilidad alcanzada con los fiscales, James Everett Dutschke pasará 25 años en prisión.

Dutschke, de 42 años, esposado y vestido con el uniforme anaranjado de la prisión, miró a su alrededor a las pocas decenas de espectadores, en su mayoría abogados, reporteros y estudiantes de derecho de la Universidad de Misisipi que está cerca de la corte federal en Oxford, Misisipi.

Cuando lo llamaron al estrado ante el juez, Dutschke, un experto en artes marciales, se acercó con confianza, su voz clara y cabeza en alto. Respondió a las primeras preguntas del juez, como su edad y grado de estudios, con la voz clara y fuerte. Pero cuando el juez comenzó el proceso sobre la declaración de culpabilidad, Dutschke se atragantó, y usó un papel para sonarse la nariz. Después volvió a recuperar la compostura.

Al parecer, Dutschke tuvo dudas con una lista de elementos actuales leída por un fiscal, diciéndole al juez que él no estaba de acuerdo con algunas cosas que se habían dicho.

Después de algunos intercambios, el juez le preguntó nuevamente al reo si se declaraba culpable por propia voluntad. Dutschke bajó la vista, hizo una pausa y respiró profundo.

"Estoy declarándome culpable por mi voluntad y entiendo completamente que al hacer eso estoy aceptando la responsabilidad por todo lo que él mencionó", dijo el acusado.

Anteriormente, Dutschke se había declarado inocente y negó haber enviado las cartas. También negó otra acusación, mientras estaba encarcelado, de tratar de reclutar a alguien más para enviar cartas envenenadas con ricino. Los fiscales dijeron que trató de poner una trampa a Paul Kevin Curtis, un imitador de Elvis, que en un principio fue acusado.