Ford evita juicio y paga elevada multa en EEUU

La empresa automovilística Ford ha pagado la multa máxima de 17,35 millones de dólares en un arreglo extrajudicial con el gobierno que la acusó de haberse demorado el año pasado en pedir a clientes que le regresaran casi medio millón de camionetas deportivas para corregirles un problema en el acelerador.

La multa anunciada el jueves está relacionada con el llamado que hizo Ford en julio de 2012 para que le devolvieran 485.000 vehículos deportivos utilitarios Escape, modelos de 2001 a 2004, a fin de hacerles la compostura necesaria.

Ford pidió a los clientes que le devolvieran las camionetas equipadas con motores v-6 de tres litros para corregirles los aceleradores que pudieran quedarse atascados en un problema que evidentemente resultaría en accidentes viales.

La cantidad que pagó Ford es la multa máxima que las autoridades de seguridad permiten que se imponga a un fabricante automovilístico.

La Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés) afirma que Ford estaba enterada del problema en mayo de 2011, pero se abstuvo de adoptar medidas hasta que la agencia emprendió en julio de 2012 las investigaciones sobre las camionetas Escape.

La pesquisa comenzó después de que en enero de 2012 una adolescente perdiera la vida en un accidente en el que estuvo involucrado un vehículo de ese tipo.

Las autoridades consideraron que ya tenían configurado el caso judicial contra Ford por el cargo de que la empresa había infringido la ley al tardarse en solicitar la devolución de los vehículos para hacerles la corrección. Sin embargo, Ford negó que hubiera incurrido en infracción alguna, según el acuerdo de arreglo extrajudicial con fecha de 28 de junio y que difundió en internet la NHTSA.

Es la tercera ocasión en menos de un año que un fabricante tiene que pagar una multa o alcanza un acuerdo extrajudicial con la NHTSA para evitar juicios públicos largos con la agencia.

En diciembre, Toyota también pagó la multa máxima en un caso en el que implicó demora para pedir la devolución de vehículos para hacerles alguna corrección.

A principios de año, Chrysler alcanzó un acuerdo para instalar la estructura de arrastre de remolques en vehículos antiguos Jeep Grand Cherokees y Libertys, para no tener que pedir a los clientes que le llevaran a revisión un número mayor de vehículos.

___

Lowy informó desde Washington, D.C.