Málaga y Valencia ponen fútbol pero no goles

Valencia y Málaga libraron un bonito y peleado duelo el viernes por el arranque de la segunda vuelta de la liga española, pero el buen fútbol desplegado no se vio premiado con goles y el 0-0 final registrado dejó sabor a poco en ambos contendientes.

Recién eliminado de la Copa del Rey por el Atlético de Madrid y también derrotado en la última fecha liguera por el Celta de Vigo, el Valencia buscaba retomar el buen rumbo que parecía haber enderezado su nuevo timonel, el argentino Juan Antonio Pizzi, tras su arribo durante el parón navideño.

Pero el equipo "che" no ha vuelto a saborear la victoria desde que el técnico se estrenara con triunfo hace 13 días y sigue fuera de los puestos que dan boleto a jugar copas europeas, clasificado provisionalmente octavo con 24 puntos en las primeras 20 fechas.

El Málaga evitó perder por tercer cotejo consecutivo pero se mantiene en zona de nadie, 13ro con 21 unidades, huérfano de victorias y goles a favor en 2014.

Barcelona y Atlético de Madrid lideran la clasificación con 50 puntos cada uno y juegan el domingo ante Levante y Sevilla, respectivamente. Los azulgranas figuran primeros por mejor diferencia de goles mientras el Real Madrid marcha tercero con 47 unidades y abre la programación del sábado en cancha del colista Betis.

Málaga y Valencia depararon un partido rico en matices y alternativas, con una primera mitad dinámica y peleada, sobre todo en un mediocampo en que los visitantes Oriol Romeu, Dani Parejo y el argentino Ever Banega buscaron superar el doble pivote defensivo malaguista, formado por Ignacio Camacho y el también argentino Fernando Tissone.

La solidez de ambos permitió al Málaga estirarse en ataque y rozar el primer gol en un doble remate de Samuel García que desbarató Diego Alves, un tiro libre de Duda nuevamente atajado por su compatriota y un último sobresalto provocado por el paraguayo Roque Santa Cruz, cuyo remate con el interior de la diestra se marchó fuera por poco.

Antes del descanso, el también argentino Pablo Piatti cruzó en exceso en el bando valencianista y su paisano Wilfredo Caballero intervino con su habitual solvencia en tiro libre directo de Parejo y posterior remate de Jonás.

Al arranque de la segunda mitad repitieron combinación estos últimos alargando una excelente pared entre Banega y Paco Alcácer, pero el disparo final de Parejo se estrelló otra vez en Caballero, providencial de nuevo en otro doble remate de Jonás, quien tampoco convirtió en su enésimo mano a mano.

Pero como viene siendo habitual, el equipo de Pizzi pagó el peaje físico en el último tramo, dominado por un Málaga que hizo debutar a otro argentino en la liga: el ex de Newells Old Boys, Pablo Pérez.

El volante no tardó en dejar su sello con un excelente cabezazo que obligó al lucimiento de Alves, quien ya venía de frustrar a Santa Cruz, certificando que la noche era de los arqueros sobre los delanteros.

"Fuimos a ganar el partido y ambos tuvimos nuestras ocasiones. El empate es justo. Hoy a los porteros nos salió todo bien", reconoció Alves.

Caballero, por su parte, también se fue conforme. "Por lo menos la igualada nos sirvió para conseguir un punto y empezar mejor que la primera vuelta, cuando perdimos. Logramos cortar la racha de derrotas y eso es positivo. La racha sin goles no nos preocupa, porque creamos ocasiones y acabaran llegando", consideró.