Autorizan termoeléctrica en área saturada chilena

La Corte Suprema autorizó el viernes la construcción de una termoeléctrica a carbón vetada por contaminante por un tribunal inferior, siempre que sus dueños, la generadora europea Endesa, se asegure de establecer un plan ambiental permanente de vigilancia ambiental.

La termoeléctrica favorecida por el dictamen es Punta Alcalde, 700 kilómetros al norte de Santiago, en una zona considerada de latencia, lo que implica que está próxima al colapso por las emisiones contaminantes. En Huasco opera otra termoeléctrica y una planta de una compañía acerera.

La termoeléctrica es un proyecto por 1.400 millones de dólares, que planifica generar 740 megavatios con dos unidades que funcionan con carbón, y su dueño, Endesa, en la mayor generadora eléctrica en Chile.

En un rápido comunicado, Endesa dijo que "adoptará los más altos estándares en tecnología, eficiencia y compromiso ambiental, considerando parámetros de nivel internacional en materias de emisiones y operación".

La Corte Suprema rechazó los recursos de protección contra la central presentados por una comunidad de pescadores y por grupos ambientalistas.

Punta Alcalde ha vivido una serie de vaivenes porque fue rechazada en junio de 2012 por la Comisión Ambiental de la Región de Tarapacá, luego un comité de ministros la autorizó el 3 de diciembre, decisión revertida por la Corte de Apelaciones de Santiago, el 1 de agosto, hasta que la Corte Suprema le dio el visto bueno este viernes, en resolución inapelable.

Esta es la segunda resolución favorable a Endesa en una semana. La misma Corte Suprema permitió el funcionamiento de otra termoeléctrica, el complejo Bocamina, siempre que respete las reglas medioambientales, cuyo cumplimiento debe ser vigilado por las autoridades ambientales que, en caso de no cumplirse, podrá paralizarla.

Bocamina, un complejo de dos unidades en la Bahía de Coronel, en el sur, estaba cuestionada por el daño a recursos hidrobiológicos que succionaba al aspirar agua de mar para enfriar las centrales.

Una vez construida Punta Alcalde, Endesa deberá informar públicamente de las temperaturas registradas en la toma y descargas de agua de mar y también deberá financiar las tomas de muestras y análisis de laboratorios independientes, cuyos resultados serán recibidos por Endesa y por la autoridad ambiental pertinente.

Los últimos dos fallos de la Corte Suprema sobre termoeléctricas las han favorecido y dejado su control en manos de las autoridades del Medio Ambiente, a diferencia de los anteriores, que paralizaban los proyectos.