Bolivia: investigan asesinato de surcoreanos

Un empresario surcoreano, su hija y su nieto fueron asesinados y según los primeros informes policiales difundidos el jueves las víctimas tenían cortes en la garganta y en otras partes de sus cuerpos.

Los asesinatos ocurrieron el miércoles en la ciudad vecina de El Alto donde el empresario Jurhamhur Kin Hur, de 74 años, se había establecido hace 10 años. Junto al empresario, encontraron la muerte a manos de desconocidos su hija boliviano-surcoreana Mihua Cristy Hur Tórrez, de 21 años, y su hijo, de tres años.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Fernando Mercado, informó que se trataría de los miembros de una familia surcoreana que se dedicaba a la importación de telas.

Se informó que eran familiares de Carlos Jang Hur Tórrez, implicado en una presunta estafa en la adquisición de barcazas para la Fuerza Naval Boliviana, un caso en el que el Ministerio Público en noviembre de 2013 estableció la presunta participación de seis surcoreanos, que escaparon de Bolivia.