EEUU: Corte podría revisar cateos a celulares

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió hace 40 años que la policía no requiere una orden de cateo para revisar cualquier cosa que esté portando una persona al momento de ser arrestada; pero eso fue mucho tiempo antes de que los teléfonos multifuncionales proporcionaran a las personas la capacidad de llevar con ellas el equivalente a millones de páginas de documentos o miles de fotografías.

En un nuevo conflicto entre tecnología y privacidad, se ha solicitado al máximo tribunal que resuelva diferencias entre cortes federales y estatales sobre si deben aplicar esas viejas reglas en la era digital.

Los magistrados podrían decidir incluso el viernes si escucharán apelaciones que involucran revisiones sin orden de cateo de teléfonos celulares que condujeron a condenas penales y largas sentencias en prisión.

Existe paralelismo con otros casos que están en proceso en cortes federales que rebaten la recolección masiva de registros telefónicos sin orden de cateo por parte de la Agencia de Seguridad Nacional. En ambas situaciones, el gobierno se sustenta en un fallo del máximo tribunal de la nación de la década de 1970, cuando la mayoría de los hogares aún tenían teléfonos con disco para marcar.

Los teléfonos celulares están ahora en todas partes. Más de 90% de los estadounidenses tienen al menos uno, dijo el Pew Research Center, y la mayoría de ellos son multifuncionales, en esencia, poderosas computadoras que además son teléfonos.

En uno de dos casos presentados ante los magistrados, la corte federal de apelaciones en Boston desechó evidencia encontrada por la policía cuando realizó una revisión limitada al teléfono celular de un presunto vendedor de droga después de su arresto. El juez Norman Stahl, de la Corte Federal de Apelaciones del Primer Circuito, dijo que la revisión de teléfonos celulares sin una orden de cateo crea una amenaza grave a la privacidad, incluso de personas que han sido adecuadamente arrestadas.

"Hoy, muchos estadounidenses almacenan sus "documentos y efectos" más personales en formato electrónico, en un teléfono celular, que porta la persona", señaló el juez Stahl.

Bajo la Cuarta Enmienda de la Constitución, la policía generalmente necesita una orden de cateo antes de poder realizar una revisión. La orden de cateo en sí debe estar basada en una "causa probable", evidencia de que se ha cometido un delito, indica la Constitución.

Pero a inicios de la década de 1970, la Corte Suprema señaló excepciones para policías que estuvieran tratando con gente que habían arrestado. La corte estaba tratando de establecer reglas claras que permitieran a la policía buscar armas ocultas y evitar la destrucción de evidencia. Se permite revisar maletines, carteras, bolsos de mano y paquetes de cigarrillos estrujados si son portados por un sospechoso o si están dentro del alcance inmediato de la persona.

___

Mark Sherman se encuentra en Twitter en: @shermancourt