Haití levanta veda a huevos y pollos de Dominicana

El gobierno haitiano levantó la prohibición a la importación de pollos y huevos de República Dominicana, una restricción que desencadenó una serie de tensiones entre ambos países en 2013, informó el jueves el Ministerio de Agricultura dominicano.

Luis Ramón Rodríguez, ministro de Agricultura, aseguró que recibió una comunicación de su similar haitiano, Jacques Thomas, en la que le indicó que "ya no hay problemas para que República Dominicana exporte huevos y pollos" hacia ese país, siempre que estén libres de influenza.

El anuncio se hizo luego de que ambos países se comprometieron a aplicar un protocolo fitosanitario para supervisar los productos agropecuarios que se comercian en la frontera bilateral.

Mediante el acuerdo, los comerciantes haitianos adquirirán los productos solo en granjas que estén certificadas por las autoridades fitosanitarias.

Las relaciones entre ambos países que comparten la isla La Hispaniola comenzaron a tensarse a mediados del 2013 cuando el ministerio de Comercio de Haití prohibió en junio la importación de pollos, huevos y otros productos de origen animal de República Dominicana con el argumento de que podrían estar contaminados con el virus de la gripe aviar, lo que resultó ser falso.

La Organización Panamericana de Salud (OPS) certificó que no existía ningún caso de gripe aviar en República Dominicana, pero Haití se negaba a eliminar la prohibición.

La medida había sido aplicada en momentos en que el primer ministro haitiano, Laurent Lamothe, sugería crear mecanismos para reducir las importaciones informales desde República Dominicana por considerar que el gobierno haitiano pierde millonarias sumas debido a que esos productos no pagan impuestos arancelarios.

De acuerdo con cifras oficiales, República Dominicana exporta cada año productos por más de 1.100 millones de dólares a Haití, sin contabilizar el comercio informal en la frontera, mientras sólo importa mercancía por unos 10 millones de dólares desde ese país.

Gran parte de las exportaciones de pollos y huevos se realiza a través de los 14 mercados informales establecidos a lo largo de la frontera bilateral, donde los comerciantes de ambos países intercambian sus productos sin pagar impuestos y sin supervisiones fitosanitarias.

Víctor Abréu, representante de los productores de gallinas, había asegurado a The Associated Press que debido a la prohibición, ese sector perdía unos 300 millones de pesos (7 millones de dólares) al mes.

Además de los pollos y huevos, Haití prohibió en agosto pasado la importación de productos dominicanos de polietileno, como utensilios de cocina desechables, por considerar que afectan al medio ambiente.

La veda a los pollos y huevos fue levantada sólo una semana después de que comisiones de ambos países se reunieron en la comunidad haitiana de Ouanaminthe el 7 de enero para buscar soluciones a diferentes problemas bilaterales, como el comercio, y para dialogar sobre la polémica sentencia del tribunal constitucional dominicano que ordena anular la nacionalidad a miles de descendientes de extranjeros, en su mayoría haitianos, que no tienen residencia legal.

Las comisiones de los dos países volverán a reunirse a principios de febrero.