Policías despedidos protestan en Honduras

Más de cien agentes de policía se manifestaron el jueves en Tegucigalpa para reclamar el reingreso al servicio del cual fueran despedidos por no superar una prueba de polígrafo realizada en el marco de un controvertido proceso de depuración policial.

Los reclamantes se concentraron frente a la Academia Nacional de la Policia sin provocar cortes de tránsito ni incidentes e informaron a la prensa su descontento.

"Nos han entregado la cancelación por despido sin ninguna responsabilidad para el estado, esta mañana" dijo a la Associated Press el Inspector Francisco Madariaga, de 48 años, que hasta este jueves era jefe del departamento de investigaciones balísticas. Actuó como el portavoz de 161 miembros despedidos de la Dirección Nacional de Investigación Criminal.

"Nos dejan sin trabajo y nos cancelan sin pagarnos nuestras prestaciones por no superar el polígrafo, es injusto e ilegal", añadió Madariaga.

La del polígrafo es una de las cuatro pruebas de confianza, a las que se añaden la patrimonial, la toxicológica y la psicométrica, que se realizan a los agentes de la policía desde mediados de 2012 con el objetivo de depurar al cuerpo policial.

Los despedidos argumentaron que no superar una de las pruebas de confianza no es motivo de despido sino de investigación.

Tras la movilización, los agentes presentaron un recurso administrativo contra sus despidos ante la Dirección General de la Policía Nacional.

Associated Press solicitó una reacción al Ministerio de Seguridad, sin obtener respuesta inmediata.

En junio de 2013, el Ministro de Seguridad ya había tratado de suspender de sus cargos a la totalidad de los miembros de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, unos 1.400 efectivos, mientras se les aplicaban las pruebas las pruebas de confianza, pero una serie de movilizaciones frenaron entonces aquel proceso que ahora se cumplió con el despido de alrededor del 10% de sus integrantes.