EEUU: Precios de diciembre aumentan 0,3%

Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron en su mayor nivel desde junio impulsados por el alza en los precios de los combustibles, pero la inflación fue moderada.

El Departamento del Trabajo informó el jueves que el índice de precios al consumidor aumentó 0,3 en diciembre ajustado a la estacionalidad después de que en el mes previo no hubo crecimiento.

Los precios aumentaron 1,5% en 2013, una reducción respecto al 1,7% que aumentaron en 2012, por debajo del objetivo de la Reserva Federal que era de 2 %.

Los precios de los combustibles aumentaron 3,1% en diciembre, el mayor aumento desde junio. Los alimentos crecieron 0,1% debido a los aumentos de precios en restaurantes. Los precios de comestibles no aumentaron debido a la mayor reducción en precios en frutas y vegetales en cinco años.

Con excepción de las volátiles categorías de alimentos y energía, los principales precios aumentaron apenas 0,1% en diciembre. Los de automóviles no registraron aumento y los boletos de avión descendieron 4,7%, su mayor caída en 14 años. Esos descensos fueron compensados por un aumento en los costos de la ropa y rentas.

Los precios principales aumentaron 1,7% en 2013, un descenso respecto a la tasa de 1,9 % de 2012.

La inflación se ha contenido en años recientes debido al lento crecimiento económico y el elevado desempleo, lo que dificulta a las tiendas y empresas aumentar los precios.

La baja sostenida en la inflación permitió que la Reserva Federal mantuviera su programa extraordinario de estímulo a la economía. La Fed compró 85.000 millones de dólares en bonos al mes desde septiembre de 2012 para mantener bajas las tasas de interés para estimular los préstamos y el consumo. La Fed redujo las compras a 75.000 millones este mes.

La Fed podría continuar con el programa de compra de bonos si la inflación no se acerca a su objetivo del 2%. Autoridades han dicho que la inflación demasiado baja representa un riesgo para la economía. Entre otros, eleva las tasas de interés ajustadas a la inflación, lo que dificulta pagar deudas y desestimula los préstamos. La Fed volverá a reunirse a fines de este mes.