Kerry resta importancia a críticas israelíes

El secretario de Estado norteamericano John Kerry restó importancia el miércoles a las críticas del ministro de Defensa israelí, quien lo calificó de "mesiánico" y "obsesivo".

En declaraciones a la prensa en Kuwait, Kerry dijo que no puede permitir que "un conjunto de declaraciones" socave su trabajo.

El ministro de Defensa israelí Moshe Yaalon dijo al diario Yediot Ahronot, en declaraciones publicadas el martes, que el plan de seguridad estadounidense carecía de valor.

Después que Washington calificó sus declaraciones de "ofensivas e inapropiadas", Yaalon ofreció disculpas.

En una rueda de prensa ofrecida en Kuwait, Kerry dijo que mantiene contactos regulares con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y agregó que ambos están "muy comprometidos" para avanzar en el proceso de paz.

"No podemos permitir que uno de esos comentarios mine nuestros esfuerzo, y no pienso hacerlo", dijo Kerry. "Colaboraré con los participantes comprometidos con la paz y comprometidos con este proceso. Así que seguiremos trabajando y trabajaré sin pausa".

Kerry no mencionó la disculpa de Yaalon.

El ministro de Defensa es un ex jefe de Estado Mayor y aliado de político de Netanyahu. Desde que ocupó la cartera de Defensa el año pasado, una posición de gran influencia, se ha mostrado escéptico ante las gestiones de paz de Kerry. Muchos de los ministros de Netanyahu opinan lo mismo.

Bajo las intensas presiones estadounidenses, Israel y los palestinos reanudaron los contactos de paz en julio por primera vez en casi cinco años. Hasta ahora, no ha habido indicios de avances, y el diálogo se ha visto afectado por las acusaciones entre ambas partes

A medida que se acerca el plazo de abril para lograr un acuerdo, Kerry dijo que volverá pronto con más propuestas para delimitar un acuerdo. En las últimas semanas, ambas partes parecen haber endurecido sus posiciones.

En la aldea cisjordana de Ramala, manifestantes palestinos protestaron contra las gestiones de paz de Kerry. El funcionario palestino Yasser Abed Rabbo lamentó que las propuestas de Estados Unidos favorecen en general las posiciones israelíes.

Indicó que Israel exige retener extensas zonas de asentamientos en Cisjordania, mantener una presencia en el Valle del Jordán y retener el control del espacio aéreo, los recursos hídricos y frecuencias de telecomunicaciones en Cisjordania, además de controlar la parte oriental de Jerusalén.

"Tras esto, hablarán de una solución de dos estados. ¿Qué estado es ese? No tiene fronteras, ni puntos de cruce ni capital, y desconocemos el futuro de los bloques de asentamientos", indicó en una conferencia de prensa.

Abed Rabbo dijo que los palestinos "no ven posibilidad alguna de progreso", pero siguen decididos a permanecer en las negociaciones hasta fines de abril.