Washington pide aumentar salario mínimo

Washington tiene el salario mínimo estatal más alto en el país, pero el gobernador Jay Inslee considera que debe subir más.

Inslee dijo el martes durante su informe de gobierno que muchos padres con empleos de tiempo completo están teniendo problemas para sostener a sus familias. Inslee no propuso un salario mínimo específico, pero sugirió que debería ser de entre 10,82 y 11,82 dólares por hora.

"Un incremento en el salario mínimo significa más dinero para gastar en nuestra economía", señaló el político demócrata en su discurso.

El salario mínimo en Washington es actualmente de 9,32 dólares por hora y sube continuamente debido a una iniciativa aprobada por los votantes.

El senador estatal republicano Michael Baumgartner dijo que le preocupaba mucho "cualquier propuesta para incrementar el salario mínimo, argumentando que el mejor programa antipobreza que puede perseguir el estado es asegurar que la gente mantenga su empleo.

Agregó que las personas y negocios en su distrito están compitiendo en la frontera con Idaho, que tiene salario mínimo de 7,25 dólares la hora.

El asunto del salario mínimo ha sido prominente recientemente en la política del estado de Washington.

En noviembre, los votantes de la ciudad aeroportuaria de SeaTac aprobaron por poco margen una medida que otorga un salario mínimo de 15 dólares por hora a muchos trabajadores. La medida aplica a trabajadores aeroportuarios e industrias relacionadas, como hoteles y compañías de renta de autos.

Pero un juez del tribunal superior del condado de King determinó que la ley aplicaba a aproximadamente 1.600 trabajadores de hotel y estacionamientos en SeaTac, pero no a empleados y contratistas que trabajan dentro del Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma, el cual es operado por el Puerto de Seattle.

Funcionarios de Seattle han estado explorando la posibilidad de incrementar el salario mínimo ahí hasta a 15 dólares por hora. A inicios de este mes el recién elegido alcalde Ed Murray pidió a sus jefes de departamento que presentaran una estrategia para pagar más a los empleados de la ciudad. Un análisis presupuestal preliminar mostró que aumentar a 15 dólares la hora el salario de los trabajadores de la ciudad costaría a Seattle cerca de 700.000 dólares adicionales en nómina y costos de prestaciones.

Aproximadamente 600 trabajadores de la ciudad reciben ahora menos de 15 dólares por hora; Seattle tiene alrededor de 10.000 empleados públicos.