Egipto: Ofrecen protección si terminan protestas

Las autoridades ofrecieron el jueves un "salvoconducto y protección" a miles de partidarios del derrocado presidente Mohamed Morsi si ponen fin a dos multitudinarias sentadas en El Cairo.

La oferta del Ministerio del Interior parece ser la primera medida del nuevo liderazgo de Egipto para desalojar a los partidarios de Morsi de los lugares en que han acampado desde poco después de su derrocamiento por el ejército el 3 de julio.

La oferta fue formulada mientras un clérigo ultraconservador advirtiera que usar la violencia para dispersar a los manifestantes ocasionará más derramamiento de sangre.

Los organizadores de la sentada frente a la mezquita de Rabaah al-Adawiya, en el este de El Cairo, y otra más modesta cerca del recinto principal de la Universidad de El Cairo, en Giza, dijeron que son una prueba del respaldo a la Hermandad Musulmana de Morsi.

El miércoles, el gabinete egipcio respaldado por los militares ordenó al Ministerio del Interior, encargado de la policía, que dispersara ambas sentadas por considerarlas un peligro para la seguridad nacional y atemorizan a los ciudadanos.

"El Ministerio del Interior pide a aquellos en las plazas de Rabaah al-Adawiya y Nahda que escuchen el sonido de la razón, respalden los intereses nacionales y se vayan rápidamente", dijo el vocero del ministerio Hany Abdel-Latif a la televisión.

"El que responda a este llamamiento tendrá un salvoconducto y protección", agregó.

La oferta planteó la posibilidad de otra ronda de violencia si las fuerzas de seguridad atacan a los partidarios de Morsi. Empero, el jueves por la tarde no habían sido adoptadas medidas importantes contra los manifestantes en ninguno de ampos campamentos. Un helicóptero del ejército realizó un vuelo a baja altura sobre la sentada del este de El Cairo, donde los manifestantes dijeron estar listo para el martirio.

Por lo menos 130 partidarios de Morsi han sido muertos en los enfrentamientos desde que fue derrocado.