Argentina: Violencia e inusual arranque de torneo

Un insólito arranque tendrá el viernes el fútbol argentino cuando los partidos se jueguen solo con socios de los clubes locales para frenar una ola de sangrientos choques entre hinchas violentos

Eso significa, por ejemplo, que no debería haber aficionados de River Plate el domingo en su visita a Gimnasia La Plata por la primera fecha del torneo Inicial, en la que no estarán ni el actual campeón Newell's Old Boys, cuyo anterior técnico Gerardo Martino pasó a dirigir al Barcelona de Lionel Messi y Neymar, ni tampoco Boca Juniors, ya que el partido entre ellos fue postergado para el 13 de agosto.

Tampoco estará un grande como Independiente, máximo campeón de la Copa Libertadores con siete coronas y que se fue al descenso por primera vez en su historia, con lo cual Boca es el único equipo que no sufrió esa afrenta.

Sin soluciones de fondo para frenar la violencia, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), con el aval del gobierno nacional, resolvió el martes prohibir el ingreso del grueso de los aficionados a las canchas en las principales categorías, salvo los socios de los equipos locales, una medida que regirá para las primeras dos fechas. Luego, hasta fin de este campeonato, todos los partidos se jugarían sin aficionados visitantes.

Esa decisión fue tomada tras la muerte de dos hinchas de Boca, además de seis heridos, en un choque a balazos y con armas blancas en una pelea interna de sus barrabravas antes de un amistoso con San Lorenzo el 21 de julio, lo que elevó a seis el número de víctimas fatales en lo que va del año y a unas 300 en más de ocho décadas.

La medida fue desafiada por el gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota, en cuya provincia tienen sede un equipo de la primera división, Belgrano, y tres de la segunda que son Talleres, Instituto y Sportivo Belgrano. Según el gobernador, en su provincia está garantizada la seguridad.

"En Córdoba queremos las dos hinchadas en la cancha", tuiteó De la Sota, acérrimo opositor del gobierno de la presidenta Cristina Fernández. "Que el fútbol sea una fiesta familiar. Fuera los violentos". Instituto y Sportivo Belgrano serán locales este fin de semana.

La AFA y el gobierno no se pronunciaron ante este desafío del gobernador, que generó preocupación en el ambiente del fútbol ya que Belgrano, que en la primera fecha visitará a Lanús, recibirá en la segunda a Boca en medio de versiones de venganza de las dos facciones enemigas de barrabravas Xeneizes tras la muerte de los dos hinchas.

Los fanáticos de River deberán seguir por televisión la presentación ante Gimnasia del equipo de Ramón Díaz, quien anunció la postergación del debut del atacante de la selección de Colombia, Teófilo Gutiérrez (ex Cruz Azul de México), porque aún no tiene habilitación oficial de un ente fiscal, al igual que sucede con el artillero Jonathan Fabbro (ex Cerro Porteño de Paraguay).

Sin un delantero de punta, ya que River se desprendió de David Trezeguet, Rodrigo Mora, Juan Iturbe y Carlos Luna, mientras Gabriel Funes Mori fue separado por negarse a extender su contrato, los únicos atacantes disponibles son los juveniles Giovanni Simeone, hijo del técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, y Federico Andrada.

"Desde chico me costó entrar en el grupo porque muchos creían que estaba ahí porque soy hijo de Simeone", dijo "Gio", de 18 años y que se hizo notar en la pretemporada cuando marcó dos goles en un amistoso ante Gimnasia y Tiro, de la segunda división. "Ramón me seguía desde que jugaba en reserva, había que estar preparado para este momento, porque sabía que iba a llegar".

Simeone o Andrada, de 19 años y máximo goleador de las divisiones inferiores de River, tendrán a sus espaldas a Manuel Lanzini como conductor y quizás al colombiano Carlos Carbonero como volante por derecha, para enfrentar a un Gimnasia que hace su regreso a la primera división, al igual que Rosario Central y Olimpo.

Central recibirá a Quilmes (domingo) y Olimpo visitará un día antes a San Lorenzo, equipo del cual es hincha el papa Francisco, que desde que es jefe de la iglesia católica no dejó de profesar su fanatismo por "Los santos".

San Lorenzo, dirigido por el ex delantero de la selección de España Juan Antonio Pizzi, cuenta entre sus filas con una de las nuevas joyas del fútbol argentino: el enlace Angel Correa, que con apenas 18 años tuvo un rutilante último torneo en el que descolló con sus pases, gambetas desequilibrantes y que además convirtió cuatro goles en 13 partidos.

Racing Club, que el sábado visitará a Colón, tiene varios juveniles que prometen como Correa, entre ellos el enlace Rodrigo de Paul y los delanteros Luis Centurión y Luciano Vietto. Y por si esto fuese poco, el miércoles se aseguró el regreso de un hijo pródigo del club, Valentín Viola, quien llegó a préstamo por un año del Sporting de Lisboa a cambio de 500.000 dólares.

"Casi me muero de alegría por volver a Racing", dijo Viola, quien fue vendido un año atrás en unos cinco millones de dólares.

La fecha se completa con Argentinos Juniors-Colón, Arsenal-Estudiantes (viernes); All Boys-Rafaela, Tigre-Vélez (sábado).

Newell's pidió postergar sus primeros dos partidos, el primero con Boca y el segundo ante Gimnasia, por su reciente participación en la Copa Libertadores, donde fue eliminado por Atlético Mineiro en semifinales.