Miles de médicos inician huelga en Perú

Unos 17 mil médicos de hospitales públicos, militares y de las cárceles del país iniciaron el martes una huelga indefinida en reclamo de aumentos de salarios y mejoras en sus condiciones de trabajo.

El gobierno declaró ilegal la huelga y dijo que solo el 25% del total de médicos había acatado la huelga. No obstante decenas de medios locales mostraron molestias de madres con bebés o ancianos que esperaban en vano ser atendidos en hospitales y postas de salud que solo tenían en funcionamiento el área de emergencias.

La huelga se inició en un periodo alcista de la neumonía infantil, la principal causa de muerte en niños peruanos, que ha matado 195 menores de cinco años en lo que va del año y tres muertos por la gripe AH1N1 en lo que va de la semana.

Jesús Bonilla, presidente de la Asociación Nacional de Médicos, dijo a The Associated Press "que el gobierno se comprometió a aumentar como mínimo en 541 dólares los sueldos desde julio y hasta la fecha no hay nada de ello".

"Si usted visita las emergencias de los hospitales los médicos trabajamos en condiciones insalubres, no tenemos mascarillas de protección, gorras, guantes y tenemos que llevar nuestros propios estetoscopios", añadió.

El viceministro de Salud, José Del Carmen, anunció por la tarde en conferencia de prensa que cumplirán con las promesas acordadas, las cuales dependen de que el Parlamento otorgue facultades legislativas al gobierno.

Bonilla dijo que existe una contradicción entre la información oficial que indica que Perú es "líder en crecimiento económico pero en el desarrollo humano todo es muy lamentable, hay más voluntad política en Bolivia y Ecuador".

Según datos del sindicato médico, los galenos en Perú ganan entre 320 y 1.358 dólares mensuales, pero el gobierno aceptó en octubre pasado tras una huelga de más de un mes que la nueva escala remunerativa sería de entre 2.382 y 3.465 dólares.

Unos 14.500 médicos de 147 hospitales y 1.500 puestos de salud acatan la huelga en desde la costa del Pacífico hasta zonas remotas de los Andes y la Amazonía. También iniciaron la huelga otros 2.000 galenos de hospitales militares y 600 médicos de las cárceles.