Policía: Joven esposado en Carolina Norte se mató

Todas las pruebas reunidas en la investigación por la muerte de un disparo de un adolescente hispano esposado indican que se suicidó con una pistola de gran calibre que tenía oculta y que un oficial novato no pudo detectar cuando lo cacheó, afirmó el viernes la policía de Carolina del Norte.

La policía de Durham presentó los resultados preliminares de una investigación interna sobre la muerte de Jesús Huerta, de 17 años de edad, quien murió el 19 de noviembre en la parte trasera de un coche patrulla, mientras el vehículo ingresaba en el estacionamiento del cuartel policial.

Huerta había sido arrestado por el policía Samuel Duncan momentos antes, con base en una orden de arresto por entrar sin autorización a una propiedad. Los agentes acudieron a detenerlo después que un familiar llamó al número de emergencias 911 y pidió ayuda después de que el adolescente huyó de su casa tras una discusión por la noche.

"La evidencia y la información recopiladas hasta el momento indican que el señor Huerta tenía una pistola oculta en su persona", dijo el capitán L.J. Clayton, quien supervisó la investigación interna del departamento. "El agente Duncan no descubrió esta pistola durante un cacheo al señor Huerta. El señor Huerta se disparó a sí mismo con esa pistola", agregó.

El informe de la policía de Durham es independiente de una revisión que realiza la Oficina Estatal de Investigación, cuyos resultados aún no se han hecho públicos.

La muerte de Huerta mientras estaba bajo custodia policial ha sacudido a esta ciudad, donde hay ciertas tensiones raciales y donde muchos barrios de minorías desconfían profundamente de la policía, a pesar de que el jefe de policía de la ciudad es de origen latino y de que el alcalde, quien tiene muchos años de servicio, es negro.

Poco después de que terminó la conferencia de prensa de la policía, activistas y familiares de Huerta ofrecieron una rueda de prensa fuera de la alcaldía.

Ellos rechazaron las conclusiones de la investigación, diciendo que no se podía confiar en que la policía de Durham se investigue a sí misma y que estaban realizando un "encubrimiento".

Exhortaron a las autoridades federales a investigar la muerte del adolescente, junto con otros casos recientes de encuentros fatales con policías de Durham.

___

Michael Biesecker está en Twitter como: http://Twitter.com/mbieseck