Advierten a migrantes EEUU sobre cambio fiscal

Organizaciones no gubernamentales criticaron el miércoles una propuesta republicana que plantea que no se conceda a los inmigrantes que ingresaron al país sin autorización las exenciones fiscales que se otorgan a los contribuyentes con hijos.

Durante el debate que adelanta el Senado para renovar tres el subsidio a 1,4 millones de desempleados durante un semestre que expiró en diciembre, la senadora por New Hampshire Kelly Ayotte y otros cinco republicanos propusieron prohibir que la exención fiscal por hijos vaya a contribuyentes que no cuenten con un número de seguridad social, como una manera de compensar el costo de 6.300 millones de dólares que representaría la extensión del subsidio.

"He presentado una propuesta sensata que ahorraría miles de millones (de dólares) al impedir que inmigrantes ilegales reclamen la exención fiscal por hijo", indicó Ayotte la víspera.

Bruce Lesley, presidente de la organización activista con sede en Washington The First Focus Campaign for Children, dijo que la propuesta "afecta a millones de los niños más vulnerables en Estados Unidos y amenaza con llevar aún más niños a la pobreza. Nuestro mensaje al Congreso es: encuentren una solución inteligente, y no excluyan a los niños".

Don Lyster, director del National Immigration Law Center --un centro de estudios propulsor de una reforma migratoria, calificó a la propuesta como "una traición horrible a los pobres, niños y a la comunidad latina, que será la más perjudicada".

Lyster estima que al menos dos millones de familias de inmigrantes con hijos nacidos en Estados Unidos serían perjudicadas por la moción republicana.

El jefe de la bancada mayoritaria en el Senado, el demócrata por Nevada Harry Reid, criticó el miércoles en el pleno a los republicanos por sus intentos de compensar el costo del subsidio al desempleo.

"En las cinco ocasiones cuando el Presidente Bush extendió los beneficios por desempleo de emergencia - no compensamos los costos. Y no debemos compensar estos costos ahora cuando solo hay una plaza de empleo disponible por cada tres personas buscando trabajo", señaló.

El Senado votó el martes para eliminar un obstáculo de procedimiento a la extensión del subsidio, cuyo futuro está en el aire debido a la discrepancia entre los partidos sobre cómo financiarlo.

Los 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización no tienen posibilidad de obtener un número de seguro social. Por lo tanto, una parte de ese grupo paga impuestos pero identificándose con un número de contribuyente fiscal, emitido a individuos que requieren una identificación fiscal pero que no pueden obtener un número de seguro social porque no están autorizados a trabajar en Estados Unidos.

La enmienda de Ayotte sostiene que contribuyentes sin autorización para trabajar en Estados Unidos recibieron en 2011 un reembolso de 4.200 millones de dólares a través de la exención fiscal por hijos, la cual puede ascender a 1.000 dólares anuales por cada hijo del contribuyente.

El Servicio de Rentas Internas, autoridad fiscal en Estados Unidos, alega no contar con la autoridad legal para suspender la exención por hijo a los contribuyentes sin seguro social.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: www.twitter.com/luisalonsolugo