EEUU: Expectativa en Cámara por reforma migratoria

Conservadores y el grupo de cabildeo empresarial más grande del país se enfrentaron el miércoles sobre la reforma migratoria, cuando sus defensores prometieron un renovado esfuerzo para lograr que la Cámara de Representantes tome medidas este año y los opositores atacaron cualquier cosa que reste atención política a los problemas de la ley de salud del presidente Barack Obama.

La última escaramuza se produjo mientras los defensores de la legislación elevaron las expectativas de que el Congreso actúe sobre el controversial tema, pendientes de aprovechar cualquier atisbo de una evolución positiva. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, republicano de Ohio, dijo a los republicanos en una sesión a puerta cerrada que no tardaría en esbozar los principios del partido sobre el tema, lo que podría servir como un precursor de la legislación.

Uno de los principales patrocinadores del Partido Republicano en muchas políticas, la Cámara de Comercio de Estados Unidos, se comprometió a brindar todo su apoyo para que se concrete la ley.

"Estamos determinados a convertir 2014 en el año que la reforma migratoria finalmente se apruebe", dijo Tom Donohue, presidente de la Cámara de Comercio, en su discurso sobre el Estado de los Negocios Estadounidenses. Señaló que la organización hará actividades de cabildeo de base, comunicaciones y colaborará con los sindicatos, de forma similar a lo que hizo para lograr un proyecto de ley bipartidista en el Senado el año pasado.

Más tarde, en una conferencia de prensa, Donohue dijo que su organización había recibido una "respuesta muy positiva" en la Cámara de Representantes sobre la inmigración.

Existe una firme oposición a la reforma en la cámara baja, donde hay varios republicanos que no están dispuestos a entregar a Obama una de las principales prioridades de su segundo mandato. El representante Steve King, republicano de Iowa y enemigo clave de una reforma migratoria integral, dijo que el tema dividiría a la bancada del Partido Republicano y desviaría la atención de lo que él llamó la "calamidad " de la ley de salud.

Los republicanos perciben que, en un año electoral, el desenlace de la ley sanitaria plagada de problemas les puede dar un impulso si destacan los informes de las pólizas canceladas, primas más altas y otros problemas. Los republicanos intentarán reforzar su control sobre la Cámara y hacerse con el control del Senado en las elecciones legislativas de noviembre.

"Sería un error colosal para nosotros abordar cualquier cosa que simplemente termine por cambiar el tema y se aleje del Obamacare, y divida al Partido Republicano", dijo King después de la sesión a puerta cerrada.

Durante meses, los republicanos han estado enfocados en atacar esa ley de salud luego de percibir una ventaja política en su trompicado lanzamiento.

El Senado aprobó un amplio proyecto de ley bipartidista el año pasado con un mecanismo para la naturalización de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización. Sin embargo, dicha legislación se estancó en la Cámara de Representantes, donde Boehner ha dicho que prefiere un enfoque que atienda el problema por partes.

___

Interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/