Paraguay: campesinos ocupan tierras conflictivas

Un grupo de campesinos ocupó el miércoles tierras en el norte de Paraguay donde en junio de 2012 murieron 11 labriegos y 6 policías en un enfrentamiento que desencadenó la destitución del entonces presidente Fernando Lugo.

Martina Paredes, líder de la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Marina Cué, informó a The Associated Press que "el reingreso de los compañeros es para levantar unas 30 precarias viviendas como símbolo de ocupación".

Agregó que la propiedad de unas 2.000 hectáreas donada al Estado en 1967 por la compañía agrícola paraguayo-argentina La Industrial Paraguaya para la construcción de un cuartel de la marina militar, "debe ser destinada a la reforma agraria pero la Corte Suprema de Justicia demora en resolver un pedido del anterior gobierno de Federico Franco (junio 2012-agosto 2013) para que reconozca que es estatal".

Para Paredes "la ocupación es, además, una advertencia para que las empresas multinacionales no utilicen agroquímicos en sus extensas plantaciones de soja que rodea a Marina Cué, la tierra que reclamamos".

Marina Cué, en el departamento de Canindeyú y a unos 300 kilómetros al noreste de Asunción, fue ocupada durante 20 años por el ex senador del oficialista Partido Colorado Blas Riquelme, fallecido en 2012, mediante el beneficio de la usucapión -derechos de propiedad automática tras permanencia continuada-, otorgado en primera instancia por un juez.

Tras el trágico enfrentamiento cuando la policía buscaba desalojar por la fuerza a los ocupantes, la fiscalía llevó a juicio oral y público a 14 campesinos acusados por de invasión de propiedad ajena, tentativa de homicidio doloso y asociación criminal.

El fiscal Jalil Rachid aseguró en su acusación que los campesinos, 54 en total, emboscaron a 320 policías que intentaron cumplir una orden judicial de allanamiento. El juicio oral aún no tiene fecha de inicio.