Paraguay: aumentan muertes en frontera con Brasil

Las muertes violentas en el norteño departamento paraguayo de Amambay, una zona dominada por centenares de pequeñas bandas de narcos y traficantes de armas en la frontera con Brasil, aumentaron el año pasado, informaron las autoridades.

Las estadísticas de la comandancia de Policía de ciudad Pedro Juan Caballero, capital del Amambay y a 540 kilómetros al norte de Asunción, señalaron que en 2013 hubo 106 asesinatos perpetrados, en su mayoría, por desconocidos. La cifra es superior a los 88 homicidios registrados en 2012 ene a región.

Ciudad Pedro Juan Caballero está dividida de la ciudad brasileña Ponta Porá solamente por una amplia calle denominada por los lugareños "tierra de nadie", donde la circulación de personas y vehículos es libre.

Aníbal Gómez, periodista de la radioemisora y canal de televisión América Paraguay, de Pedro Juan Caballero, dijo a The Associated Press que "los asesinados, en su mayoría, son encontrados abandonados en las afueras de la ciudad y generalmente no cuentan con documentos de identidad".

Agregó que como existen "casi 100 kilómetros de frontera seca el control se torna difícil, sobre todo porque abundan las bandas de traficantes de marihuana, según la policía".

Luis Rojas, jefe antidrogas de Paraguay, dijo a The Associated Press que en Amambay existen más de cien pequeñas organizaciones de narcos y traficantes de armas hacia Brasil. "La selva del departamento del Amambay posee una tierra fértil para la marihuana que es considerada la mejor de las Américas después de México", apuntó.

Pese al aumento de los homicidios en Amambay, el Ministerio del Interior informó el miércoles en su página digital que en todo el país en 2013 disminuyeron los homicidios dolosos: hubo 594 casos frente a los 649 de 2012, lo que representa una tasa de 8,76 asesinatos por cada 100.000 habitantes.