Se jubila polémico jefe policial de Los Angeles

El polémico jefe policial del condado de Los Angeles, el primer hispano en ascender al cargo, anunció el martes su jubilación, en medio de una investigación federal de que cometió abusos en las cárceles del área y de que discriminó a grupos minoritarios en una de las comunidades que patrullaban sus agentes.

Lee Baca dijo que dejará el cargo a fin de mes y que no se volverá a postular porque la preocupaba la "percepción negativa" que creará la próxima campaña sobre al departamento de policía más grande del país.

"No deseaba tener que entrar en una campaña que estaría colmada de politiquería negativa y polémica", destacó Baca, de 71 años, en una declaración emotiva fuera del cuartel del departamento.

Baca pasó 48 años en el departamento y fue el primer hispano en ascender al cargo. Dijo que era el momento de marcharse y darle la oportunidad a otra persona.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU) de Estados Unidos demandó al departamento de Baca en 2012, alegando que él y sus colaboradores principales habían permitido acciones de violencia contra los reclusos. La organización divulgó un reporte que incluía más de 70 casos de mala conducta de sus asistentes.

Un jurado federal halló a Baca responsable personalmente de 100.000 dólares por no haber impedido los abusos contra los reclusos por parte de sus agentes en la cárcel varonil, en el caso de un hombre que fue golpeado mientras esperaba ser llevado a juicio.

El Departamento de Justicia determinó el año pasado que los agentes de Baca hacían detenciones, redadas e incautaciones inconstitucionales y uso excesivo de fuerza contra negros e hispanos en Antelope Valley, en las afueras del condado. Baca refutó los resultados, pero dijo que había instituido reformas en el departamento.

Baca fue criticado en 2007 cuando dispuso que Paris Hilton saliera de prisión y fuera puesta en arresto domiciliario después de una condena por varios delitos relacionados con el manejo de su automóvil, pero un juez la regresó a la prisión por otras dos semanas y media.

Un año antes, Baca tuvo que defender el caso de Mel Gibson luego de que fue arrestado por conducir ebrio en Malibú, al rechazar que sus agentes trataron de encubrir las expresiones antisemitas que hizo el actor, quien había ayudado a una organización de caridad del departamento policial.

Baca fue elegido inicialmente en 1998 cuando su contrincante Sherman Block falleció pocos antes de la votación. Fue reelegido para un cuarto mandato en 2010 y continuó siendo popular la mayor parte del tiempo en que ocupó el cargo.

Hace un año fue elegido como el jefe policial del año por la asociación nacional de jefes policiales, que destacó que había brindado oportunidad de educación para los reclusos y había realizado esfuerzos para trabajar con grupos religiosos.

Asimismo, el grupo subrayó el gran tamaño de la oficina de Baca y los relativamente bajos índices de delincuencia en las áreas patrulladas por sus agentes. El Departamento de Policía de Los Angeles es el más grande de Estados Unidos, con 18.000 personas y un presupuesto de 2.500 millones de dólares.

___

El periodista de The Associated Press Christopher Weber contribuyó a este despacho